Sos Líder y no sabés escuchar atentamente a los demás? Mejorá tu gestión con estas claves…

palabrasEscuchar con atención plena es un Arte. Y como tal, requiere práctica, pasión y compromiso activo en lograr una atención genuina hacia quien tenemos frente a nosotros y aquello que nos dice o nos expresa. Sin escuchar activamente, todo Líder termina siendo como mínimo, aburrido. Y en muchos casos, excesivamente agresivo. Porque no saber escuchar le roba a toda gestión la magia de una comunicación genuina y valiosa, portal hacia una cultura organizacional más inclusiva y exitosa.

En el siglo XXI, escuchar con atención se convirtió en una capacidad muy difícil de encontrar en los Líderes (padres, hombres de negocios, y toda persona que posee autoridad sobre otras) a pesar de que ya no es secreto el enorme valor de esta práctica para mejorar la relación con nosotros mismos y los demás.

Por el contrario, nos ocupamos y preocupamos durante horas diariamente para saber “qué y cómo diremos lo que queremos decir”. El lema actual parece ser: “hablá, decí algo, cualquier cosa, o desaparecés”.

Nuestro mundo se convirtió en un recinto gigante de “habladores” (charlatanes algunos) que a veces ni siquiera escuchan lo que ellos mismos dicen. Un lugar donde se tiende cada vez más a idolatrar el resumen de una vida volcada en el papel a expensas de escuchar atentamente a quien lo porta…Triste.

Mal de estos tiempos, la atención dispersa y la falta de interés en hacerse cargo del propio crecimiento agudizan una escucha pobre, pequeña que pretende ser, pero solo es “como si” .

De todas las virtudes de un Líder, la escucha activa es la más adecuada para mejorar las relaciones, porque convierte un simple intercambio de palabras en un verdadero elixir emocional. Es como si pudiésemos abrir un camino ancho y nuevo con aire fresco, lleno de estímulos positivos, que damos al escuchar y recibimos al entender a los otros. Claro que para eso hay que salirse del yoísmo extremo y las excusas inútiles que nos ponemos para no trabajar en lograr comunicarnos y llevarnos mejor.

Algunas claves para lograr niveles superiores de escucha activa o atenta, son los siguientes:

  • Pare de hablar e interrumpir. Cuando inicie una interacción con otro ser humano, recuerde hablar solo después de haber escuchado atentamente al otro. Uno de los comportamientos que más irritan es el de interrumpir una conversación. Evite hacerlo y su diálogo florecerá naturalmente.
  • Antes de hablar, haga una pausa breve. Permita que la otra persona que le está hablando tenga tiempo de completar lo que le quiere manifestar, de redondear su pensamiento. Intente esperar unos segundos antes de responderle.
  • Escúchese a Ud. Mismo /a. Sepa lo que dice y cómo lo dice, y sienta el contacto de su voz interna. Pregúntese: “Qué es lo que genuinamente quiero decir a continuación?”
  • Preste atención plena para comprender lo que le dicen. Ud no tiene que estar de acuerdo con lo que escucha, ni creer lo que le dicen, para entender el punto de vista de otra persona. Pero haciendo el esfuerzo de poner plena atención en quien le habla, logrará mayor cercanía y confianza, aunque su punto de vista sea distinto u opuesto.
  • Solicite aclaración cuando sea necesario. Si Ud no entiende lo que alguien le está diciendo, simplemente pida que se lo aclaren. Y luego hágale saber a la persona cuando haya entendido, siempre incluyendo una sonrisa, que no le hace mal ni a Usted ni a quien le habla, y le brindará mayor auto-confianza.
  • Demuestre interés a través de gestos corporales. La comunicación no verbal juega un papel importantísimo en la dinámica de un diálogo o una interacción humana entre muchas personas. Asiente con su cabeza, sonría, y mire a los ojos. Esta práctica le devolverá un interlocutor también interesado en lo que Ud responda o proponga.
  • Sea paciente y mantenga su mente abierta. Escuchar bien lleva tiempo y paciencia. La actitud de mantenerse interesado en la conversación es también un trabajo que da frutos. Sea curioso/a sobre los temas que conversa, siempre pregunte por aquello que no conoce o no sabe y mantenga una actitud de genuino aprecio por quien habla en todo momento.
  • Escuche atentamente y descubra nuevas posibilidades e ideas que puede “ver” en la conversación, en vez de repetir patrones de juzgar y evaluar al otro. Nuestro cerebro es social. Por ende, si aprendemos a escuchar, nuestras neuronas trabajan mucho más activamente, realizando las sinapsis precisas para no solo entender mejor lo que escuchamos, sino para encontrar en ese entendimiento, nuevas posibilidades de trabajo y cooperación mutuos.
  • Por último, intente escuchar cada vez mejor, siendo empático/a y compasivo con los demás. Apague su celular. Le aseguro que no morirá ni tampoco nadie lo hará. Y su cerebro le quedará eternamente agradecido, ya que lo bombardeamos con la tecnología y sus descargas nocivas para su constitución no apta para absorberlas. Manténgase lejos de cualquier distracción – sí, también incluya su computadora o tablet –  al hablar con otro ser. Practique ponerse en los zapatos de quien habla con Usted, sea un empleado, su jefe, un par, su hijo, mujer, esposo o quien sea. Al principio le costará un poco, pero luego Ud mismo/a se sentirá agradecido por haber sido perseverante.

Si sigue estas pautas básicas, su comunicación mejorará, y por reflejo lo harán sus relaciones, porque se habrá convertido en un verdadero experto/a en escucha activa.

Como sugerencia, comience la práctica diaria de anotar en un cuaderno, su computadora o celular lo siguiente:

Cada vez que decide NO escuchar activamente. Pregúntese luego: Qué tipo de efectos / resultados le produjo esa decisión? Anote las respuestas.

Cada vez que decide experimentar la escucha activa. Pregúntese luego: Qué diferencia en efectos / resultados pudo observar? Anote las respuestas.

Se asombrará de confirmar el enorme poder positivo de escuchar activamente a los otros, y de todos los beneficios que esta práctica fecunda le aportarán como Líder, en todas las áreas de su vida, especialmente, en su ámbito laboral.

Si desea más información sobre cómo convertirse en Neuro-Líder inspirador y tornar su personal en equipos de éxito, escribame a contacto@monicaarias.com.ar .

Y si le gustó el artículo, por favor deje su comentario más abajo.

Muchas gracias,  Mónica Arias.

Skype: monica-m-arias – contacto@monicaarias.com.ar

 

 

 

2 comentarios
  1. Smithc991
    Smithc991 Dice:

    I truly appreciate this post. I have been looking all over for this! Thank goodness I found it on Bing. You’ve made my day! Thanks again! aaebdcfkbkeaebda

Los comentarios están desactivados.