Mesa Redonda Ejecutiva: Marketing Emocional y Liderazgo Femenino

Hace unos días, tuve el privilegio de brindar la segunda Mesa Redonda Ejecutiva del año, esta vez, con Mujeres Líderes : “Marketing Emocional: El Secreto de las Mujeres Líderes que brillan”. Me sentí honrada y feliz de realizar este encuentro donde conocí Mujeres Lïderes inspiradoras, ávidas de conocimiento sobre las últimas tendencias en Neuro-Liderazgo y sobre el impacto positivo del Marketing Emocional, la práctica del Auto-Coaching y la inclusión de filosofías orientales en la vida cotidiana, tanto personal como laboral.

A medida que pasaban los minutos, se generó una  atmósfera donde la alegría se apoderó de todas, y tanto la interacción como el trabajo en equipo marcó un punto de referencia donde comprobé, una vez más, el gran poder transformador de las Mujeres cuando nos unimos para conversar de aquello que nos educa e interesa, que nos conmueve  y también nos ayuda a continuar creciendo y mejorando nuestra gestión, en cualquier área de la vida…

Hablemos de Marketing Emocional – término que se puso de moda en USA en la década de los 80 –  se podría definir básicamente como un cocktail dinámico de: imaginación, alegría, experiencias sensoriales y cambios en nuestras rutinas por prácticas que nos lleven al mayor bienestar, sea cual fuere la circunstancia que nos toque atravesar. Porque integrarlo en la gestión diaria se trata de influir, empoderar, transformar nuestros ambientes laborales, empezando por nuestra propia transformación interna y decisión de cambio de nuestros paradigmas mentales, cuando nos damos cuenta de que la gestión tal como es, no da para más ni nos lleva a ninguna parte.

Toda decisión de cambio hacia una mejora entraña miedos y compone la génesis o verdadera filosofía del Marketing Emocional. Porque el cambio emociona – en forma negativa y positiva – pero al mismo tiempo transgrede, educa y si así lo decidimos, también alegra. Por lo tanto produce en nuestro cuerpo neurotransmisores felices: especialmente la oxitocina y serotonina, que nos brindan una sensación inmediata de alegría y bienestar y nos inducen a la acción creativa…y es tan vivificante trabajar en un ambiente más armónico, no es cierto?

Las Mujeres contamos con ventaja para integrarlo en la gestión de liderazgo – cualquiera sea: como madres, tutoras, gerentes, líderes, dueñas de empresas, etc). Esto es así porque el mundo femenino ES una sinfonía de emociones que aprendemos, desde muy chicas a distinguir y con las que convivimos desde la cuna.

Tradicionalmente, se consideraba que las palabras eran los elementos más importantes en una campaña de Marketing. Y que la calidad de las palabras empleadas determinaba la calidad de esa campaña, y en gran medida, su éxito. Esto tiene sentido porque los seres humanos vivimos en un mundo donde el lenguaje tiene primacía cuando comunicamos. Elegir, dentro del universo de miles de palabras en un idioma, aquellas precisas en el orden correcto, es un verdadero Arte. Pero esta realidad en el Siglo XXI ya no alcanza…

Hoy, además de las palabras, existe una forma de expresar el marketing, Se trata de la inclusión del Marketing Emocional, que integra la experiencia sensorial-emocional positiva para producir un efecto transformador que se basa en el SENTIR, estemos hablando de equipos de trabajo, de nuestros propios hijos o de cualquier otro grupo de personas con las que nos vinculemos.

Maya Angelou dijo: “La gente olvidará lo que hiciste, también olvidará lo que dijiste, pero nunca, jamás, olvidará cómo la hiciste sentir”.

La Mujer Líder lo viene practicando, tal vez sin sospecharlo siquiera, y en las áreas más importantes de su negocio: sus políticas internas de comunicación, la conformación de sus equipos, la forma en la que delega las tareas, etc.  Ella intuyó allá lejos y hace tiempo la importancia de lo que hoy los gurúes de lo negocios consideran la pieza más importante para lograr mayor llegada a sus públicos en el siglo XXI, la ventaja competitiva del Marketing Emocional inside -out, en su propio mundo interior, y como reflejo, en su ambiente de trabajo y con sus clientes internos, para impactar así con efecto residual positivo a sus clientes externos.

En síntesis:  las Mujeres practicamos desde el confín de los tiempos y atávicamente muchas de las virtudes  y capacidades que hoy son NO negociables y que son consideradas vitales para el éxito de una empresa aquí y en cualquier parte del mundo:

La paciencia – la gratitud – la apreciación – la docencia – la postura de límites – el afecto – la claridad de objetivos – la simpleza –la asertividad –  la contención – la planificación de objetivos que trasciendan lo económico – la honestidad – la visión – la capacidad de inspirar – la apertura emocional para contener a los equipos – la intuición – la co-participación – la creatividad – el sentido de alianza – la empatía – la compasión – la solidaridad – la entrega – la humildad para continuar aprendiendo y creciendo.

Brindo por Todas las Mujeres Líderes que se atreven a explorar nuevos caminos para seguir brillando y por todos los hombres Líderes que también se animan a integrar Marketing Emocional en sus vidas!

Salud!  Mónica Arias

Skype: monica-m-arias – contacto@monicaarias.com.ar – Cel 155-937-3158