Transformate en Neuro-Líder y lográ equipos de Excelencia.

LIDERES

En la Era de las Emociones, nos parece que el tiempo no alcanza. Vivimos “contra-reloj”, en una vorágine aparentemente imparable, y en ambientes donde el caos parece reinar muy a nuestro pesar. Violencias de variada índole en el seno familiar y en los ámbitos de trabajo se hacen sentir con crudeza, muchas veces dejando huellas muy difíciles de superar. Los líderes se ven sobre-exigidos y esta carga emocional negativa se plasma en la comunicación con sus equipos, deteriorando las relaciones, el ambiente laboral y por ende, los resultados. Una salida es posible: transformarse en Neuro-Líder…

Conocer cómo se gesta la violencia y cuáles son sus síntomas primarios es importantísimo pero no suficiente para evitar caer en la trampa del auto-sabotaje y poder sanar aspectos imperceptibles pero latentes en nuestra forma de comunicarnos.

En este sentido, tanto la Neurociencia como la Psicología Positiva y el enfoque de nuevos aportes de disciplinas milenarias con base científica, brindan conocimientos y prácticas clave que ayudan tanto a familias como a organismos y empresas a detectar situaciones de violencia, neutralizarlas o evitarlas. En líneas generales, y en el mundo estrictamente empresarial, la violencia (explícita o implícita) suele ser, además, el resultado directo de la ignorancia sobre sus efectos negativos para todos los involucrados en su dinámica altamente nociva.

No en vano es a comienzos este siglo donde el advenimiento y auge de las aptitudes femeninas para ocupar cargos de alta responsabilidad en fueros privados y públicos están siendo cada vez más notorios en las sociedades occidentales. De hecho, las Empresas que así lo han entendido se están beneficiando enormemente de la esencia femenina en los negocios, especialmente de la empatía y la capacidad mediadora que toda buena Líder sabe demostrar.

Esto no implica un enfrentamiento con el liderazgo masculino de ningún modo. Todo lo contrario. La complementariedad es la clave. Los varones que saben reconocer y adoptar en su gestión algunos de los poderes femeninos por excelencia como la Apreciación, Gratitud, Receptividad, Suavidad y Conectividad emocional,  también logran transformar su vida de relación positivamente, tanto en su ambiente privado como en su diaria gestión.

Gracias a la tecnología actual, la Neurociencia hoy puede “medir” con precisión estos cambios positivos en las estructuras neuronales, y  la transformación que logran en el comportamiento humano para llevar una vida mucho más plena. Cada uno de Nosotros es una Totalidad en sí misma (Universo interior) que comparte una Totalidad Mayor (Humanidad y Universo exterior), y el gran Misterio de vivir. Estamos inmersos en un proceso de evolución permanente, que para cada persona es único, y que nos lleva a la búsqueda de alternativas de encuentro en todos los terrenos humanos.

Por otro lado, nuestros cerebros son tan fantásticos, que encontrarán siempre la forma de proveernos de alegría bajo cualquier circunstancia – también una capacidad femenina – ya que su función primaria es la supervivencia, y lograrla con el menor desgaste de energía posible.

Como todos sabemos, la perfección no existe. Es una quimera solo alcanzable cuando no hay nada más que aprender….es decir, cuando la vida se extingue…Por eso es importante tomar la decisión de transformarnos si es preciso, e invertir una buena cuota de coraje para no dejarnos ganar por la insatisfacción o la frustración, ya que crecer implica siempre un trabajo sostenido, no exento de sinsabores.

Gracias a su enorme capacidad plástica, llamada Neuro-plasticidad, nuestros cerebros mantienen sus cualidades de curiosidad y creatividad en toda etapa y ciclo de vida en el que nos encontremos. Para convertirse en Neuro-Líder inspirador, nada mejor que aprender Comunicación Valorativa apuntando a trabajar por la Excelencia – que no es lo mismo que la perfección-  y  diseñar ambientes laborales más estables, alegres y productivos, evitando así repetir esquemas que nos roban neuronas, dinero y tiempo (este último, no recuperable).

Qué hacer entonces hoy mismo para transformar un ambiente tóxico en uno más comprometido y unido? He aquí los primeros pasos para educar al cerebro en la transformación:

  1. Empezá por mantener una rutina diaria de respiración profunda y consciente ni bien te despertás.
  2. Si podés sumar unos minutos diarios de meditación o mindfulness, mucho mejor.
  3. Continuá por realizar un breve ritual de Agradecimiento: cada día, en un diario o agenda, escribí por lo menos 5 cosas por las cuales estás profundamente agradecido/a ( a Dios, el Universo, la Fuerza Divina o lo que consideres de Orden Superior). Este simple ritual, es muy poderoso, porque donde hay Gratitud, no puede haber escasez, dudas, miedos o intranquilidad. “La Gratitud abre la plenitud de la vida. Convierte lo que tenemos en suficiente y más. Transmuta la negación en aceptación, el caos en orden, la confusión en claridad. Puede convertir una simple comida en un festín, una casa en un hogar, a un extraño en un amigo. La Gratitud da sentido a nuestro pasado, trae paz al presente y crea una visión para el futuro” Melodie Beattie.
  4. Luego, te sugiero “hables” con tu mente (función cerebral) como si fuese tu mejor amiga, porque lo es. Nuestros cerebros son computadoras orgánicas. Ellas harán aquello que le pidas, sin esfuerzo, siempre que sepas dirigirte a ella con las palabras e intenciones justas. Por ejemplo, si durante un tiempo pensaste que algo en particular iba a ser imposible de lograr (que tu equipo sea homogéneo, más productivo y baje su nivel de conflictos) comenzá a decirte: “Esto es algo que requerirá más paciencia de la que pensaba, y tal vez un conocimiento que aún no tengo, y que puedo aprender, sé que lo puedo lograr, porque tengo recursos internos y también puedo contar con aquellos recursos externos adecuados que podrán ayudarme, gracias!” La mente precisa convertir lo difícil en fácil “virtualmente” primero, y luego, “ir” por la solución más próxima.

    Cerebroarbol

  5. Mantené contacto sostenido con la naturaleza. No es necesario que viajes, un simple paseo por un parque o plaza donde puedas permanecer un rato cerca de los árboles, te brindará una sensación muy grande de bienestar y mejorará tu ánimo.
  6. Disfrutá de momentos compartidos de cariño cada vez que puedas.
  7. Hace algo positivo por alguien sin esperar nada a cambio…

Estudiar y aplicar Neuro-Liderazgo y Comunicación Valorativa, hacia Vos mismo/a y luego hacia tus equipos, te ayudará muchísimo a crear otro tipo de circunstancia personal y laboral, ya que el cerebro absorbe cada palabra, frase e intención y la hace propia. De manera que si lograras alinear tus intenciones en función de generar armonía para Vos, los tuyos y tu equipo de trabajo, no te parece buenísimo dejar de repetir patrones nocivos de comunicación y comportamiento con quienes comparten tu vida y trabajo? Recordemos que Einstein decía que la locura es hacer en forma rutinaria las mismas cosas con la ilusión de obtener resultados diferentes….Entonces, estás listo/a para convertirte en Neuro-Líder y lograr equipos de Excelencia?

Para ayudarte a plasmar una mejora sustancial en tu gestión y resultados, mi Consultoría en Neuro-Liderazgo y Comunicación Valorativa te brindará herramientas simples y fáciles de aplicar para transformar-te y transformar tu ambiente laboral tóxico y tu personal desmotivado en equipos de éxito.

Escribime a contacto@monicaarias.com.ar y solicitá una consulta sin cargo por Skype o por teléfono.

Muchas gracias, Mónica

PS: El enlace siguiente provee información e investigaciones científicas de interés, basadas en la Neuro-psicología de la violencia.

http://www.psicologiacientifica.com/neuropsicologia-de-la-violencia/

 

3 Trampas en la Gestión del Neuro-Liderazgo y cómo evitarlas.

Sabemos que liderar no es fácil y que requiere una personalidad especial que se asienta a medida que se practica y se asume la función: Una persona alineada a altos valores humanos, alguien que entienda que no se trata solamente de maximizar capital o de llegar a metas económicas, sino de co-crear una atmósfera de bienestar para todas las personas que forman los equipos de trabajo.

oops

Aún si solo contamos con un colaborador/a, mejorar en forma sostenida la relación siempre será el trabajo más importante a desarrollar por el Líder, porque es él o ella quien asume este importante rol. Entonces, aprender nuevos conocimientos nos ayuda muchísimo en la tarea, sin embargo, nada nuevo que aprendamos: técnica, sugerencia, lectura, o tip que pongamos en práctica, evitará que cometamos errores.

Es tentador pensar que ser un Neuro-Líder exitoso/a  es una tarea relativamente simple, pero nada más lejos de la realidad.

El problema es que vivimos tiempos de grandes cambios y demasiada auto-exigencia. No son tiempos para que los Neuro-líderes se sientan protagonistas, en cambio, es hora de focalizarse en “ser parte de”, es decir, de participar de los encuentros con los equipos con humildad, escuchando atentamente, y descubriendo cómo re-orientar los valiosos recursos humanos que los conforman.

Porque sabemos también que no todas las decisiones que tomamos serán buenas o las correctas. Y que también nos equivocamos a la hora de comunicar.

 

oops2

Dicho esto, van entonces 3 trampas o errores que todo buen Neuro-Líder deberá evitar si realmente quiere llevar su gestión al éxito, tanto humano como económico, ya que el primero es la fuente del segundo.

  • La trampa del “Yo lo sé todo (cómo hacerlo, cuándo y con quién), por lo tanto, es “a mi manera” o “ahí está la puerta de salida para el que no le guste”. Lamentablemente, este sigue siendo uno de los errores más notables del liderazgo actual, en todas las industrias. Como Líderes, debemos evitar caer en la arrogancia de pensar y actuar como si lo supiésemos todo. Simplemente porque no es verdad de ningún ser humano, y ser omnipotente en este aspecto nos puede costar muy caro.Un Neuro-Líder seguro de sí mismo/a, humilde y colaborador, que aprende a comunicar valorativamente a su grupo, obtiene mucho más de sus equipos que un líder arrogante que piensa que nadie más que él o ella puede saber cómo lograr los objetivos que se propone la empresa. Es vital, en la era de las Emociones, correrse de los modelos tradicionales que asfixian o generan malestar en inclusive expulsan a la gente. Como decía Donald Walters, un famoso motivador norteamericano: “El liderazgo es una oportunidad para Servir. No un toque de trompeta para llamar la atención sobre la propia importancia”.
  • La Trampa de hacerse la “Víctima” , que se traduce como “Esto que pasó No es mi culpa”. Alguna vez les sucedió o fueron testigos de este tipo de mensaje o actitud ? Sí, se sigue observando este comportamiento en toda gestión de Management actual. La realidad, una vez más, es que no se puede ser un Neuro-Líder efectivo si culpamos a factores externos o a personas por cada error o decisión equivocada que se haya tomado. Las excusas son fáciles, designadas a cerrar los caminos de co-creación de comunicación valorativa y lo que es peor, son adictivas. Generan una cascada de otras excusas que terminan deteriorando sensiblemente la relación entre el neuro-líder y su gente.Para evitar las excusas de este tipo, sean absolutamente claros acerca de estas metas a las que quieren llevar a su empresa y comuniquen a sus equipos sin esconder información y sin pararse en el lugar de quien todo lo cree saber. Hagan partícipes a su personal. Sigan un criterio lo más simple y claro posible. Por ejemplo, planifiquen metas que además de brindarles dinero, les permita a Uds y a su gente crecer profesionalmente, ó en sus tareas, o en el grado de co-creación grupal, y que impliquen también divertirse mientras se realizan. Porque de otra forma, cuál es el objetivo real de convertirse en un verdadero Líder inspirador, no les parece?
  • La Trampa de “O llego a mi meta o inspiro a mi gente” El líder cree tener solo 2 opciones: o pone las cartas sobre la mesa y juega la partida para motivar e inspirar a sus equipos, o realiza el juego de ganar en su gestión y cumplir sus metas, “a cómo dé lugar” –  No es posible que consiga ambas cosas.  Pero la verdad es que no debe ser una elección, sino una cuestión de ensamble de acciones.Porque pensar que para que ganes como Neuro-Líder tenés que sacrificar tus creencias de alto valor o engañar a tu gente no tiene ningún sentido y en realidad todo sale a la luz tarde o temprano. Tal vez no puedas controlar, y de hecho es muy sano que así sea, el resultado del juego, pero sí podemos controlar el cómo jugamos este juego. Porque se trata de la dinámica instalada en las interacciones, en reconocerla y cambiarla, si es preciso, para bien de todos.
  • Les cuento entonces algunos tips extra para evitar caer en estas trampas que mencioné:
  • Confién en Uds como Neuro.líderes emocionales, capaces de salirse de sí mismos para crear atmósferas mucho más valiosas y productivas con su gente. Si no saben por donde empezar a generar el Nosotros que los ayudará a lograr todas sus metas mientras se divierten en el proceso, los ayudo con gusto a iniciar estos cambios positivos de cultura organizacional unificada.
  • Escuchen a su gente. Atentamente, Sin juzgar. Valoren y asientan – aunque no estén del todo de acuerdo con las ideas – cada vez que un miembro de su equipo tira una. Digan: Qué bueno eso que comentás…O, me gusta tu punto de vista….etc. Las personas precisan ser reconocidas y les encanta aportar valor cuando son genuinamente escuchadas.
  • Practiquen, practiquen y sigan practicando comunicación valorativa. El cerebro, como ya sabemos, tiene la fantástica capacidad de crear nuevos canales neuronales o redes hebbianas por su gran poder de adaptabilidad llamado neuro-plasticidad. Entonces, así como un atleta debe practicar su especialidad para mejorar día a día, porqué no habría de hacerlo un buen Líder? Si queremos elevar el carisma y convertirnos en Neuro líderes naturales e inspiradores, la práctica en nuevos desafíos de auto-conocimiento y puesta en práctica de un tipo más sano y fresco de comunicación se hace no solo necesario, sino imperativo en los tiempos que corren.
  • Si implementan estos simples consejos y son conscientes de quienes son y del importante papel que desempeñan para su gente, habrán dado un importante primer paso para convertirse en Neuro-Líderes Emocionales, dejarán atrás la resistencia y el miedo, y estarán preparados para asumir la responsabilidad de su gestión y co-crear escenarios de crecimiento y alegría con su personal.
  • Si desean información sobre cómo mejorar su Cultura organizacional y evitar conflictos generados por los patrones nocivos de comunicación enquistados en la relación con sus equipos, pueden escribirme a contacto@monicaarias.com. Será un privilegio ayudarlos.
  • Muchas gracias ! Mónica Arias
  • www.monicaarias.com.ar – contacto@monicarias.com.ar
  • “Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos …Vos!”

Audio sobre el mismo tema, Julio 19, 2016.

Audio – 6 Estrategias para Neuro-Líderes Emocionales

cpu-biologica

6 Estrategias para un Neuro-Liderazgo exitoso

https://www.spreaker.com/user/neuro-liderazgoycomunicacion/6-estrategias-para-un-neuro-liderazgo-ex

Mónica Arias

Neuro-Coach Transformacional – Consultora en Comunicación de Excelencia
www.monicaarias.com.ar – contacto@monicaarias.com.ar

Cel: 155-937-3158 – Skype: monica-m-arias

La Venta es un Servicio de Alto Valor. Así, con Mayúsculas.

Tenés idea de cuántos vendedores no están dispuestos a sistematizar profesionalmente sus procesos de venta, es decir, a trabajar para Servir a los clientes, en vez de “despacharlos”? Vos sos uno/a de ellos/as? Conocé cómo mejorar tu performance y resultados en este artículo.

Empatizar con el cliente es clave en el proceso de ventas. Y empatizar comienza escuchando atentamente. Por eso, nuestro estado de ánimo debe pasar a segundo plano en pos de tener el oído atento, brindar un Servicio de Excelencia – Alto Valor – y generar las condiciones para el mejor resultado, que aunque a veces no sea inmediato, siempre llega. ¿Cómo lograrlo?

Hoy no es extraño atestiguar o padecer como consumidores altos niveles de falta de compromiso entre los profesionales de venta: algunos muestran sin pudor su desgano o cansancio, y otros algunas actitudes que lejos de estimular al comprador, lo ahuyentan, no se sabe bien porqué.

Para el vendedor profesional, renunciar al esfuerzo sistemático de hacer bien su trabajo se ve reflejado en  “dar por sentado que no vale un solo esfuerzo más de mi parte, o un derroche más de mi energía, esta situación de venta, este cliente, etc”. Este desgano aplica tanto al proceso de venta en sí –  se trate de un producto o un servicio – como a la tarea de seguimiento (follow up) para conseguir una reunión con el prospecto, enviar una oferta determinada, e inclusive en la elaboración de un simple email de reconocimiento expresado con palabras de gratitud de cuando en cuando a los clientes frecuentes.

Andando el camino te vas fogueando en la profesión, aplicando técnicas aprendidas y también formando ciertas prácticas personales que dan resultado….siempre en la medida en que puedas resistir la tentación de no claudicar en el esfuerzo que conlleva toda práctica comunicacional que puede definir un resultado a favor del cliente, y por ende a tu favor – Que además, dicho sea de paso, no siempre ni necesariamente, lleva a un cierre de venta, a una entrevista o al logro del objetivo en cuestión.

Pero, entonces, si no hay certeza de que el esfuerzo de tu perseverancia con los clientes dé un resultado positivo ( el cierre de venta o una entrevista), ¿por qué debés continuar tu trabajo como auténtico/a agente asesor/a de servicio (no simple vendedor/a)) aunque no logres el objetivo en forma inmediata?

Porque todos y léase otra vez, todos los esfuerzos que realices en pos de :

  • Reflejar con tu actitud el deseo de ayudar al cliente, en vez de “empujarlo a comprar”.
  • Brindar mayor valor en la interacción personal o virtual (Servicio de Excelencia basado en la conexión emocional), en vez de buscar simplemente cumplir las metas pautadas.
  • Escuchar atentamente todo lo que dicen los clientes para entender qué vas a ofrecerles y que no, e inclusive “detectar” en el proceso otras posibles ofertas, en vez de hacer hincapié en lo que vos querés venderles.
  • Hacer más preguntas y bucear explorando “entre líneas” lo que nos responden para identificar posibles opciones a las que el cliente tiene “en mente”, en vez de buscar la venta “rápida”.
  • Invitar al cliente a cerrar él mismo la venta cuando el momento adecuado llegue en la interacción, en vez de apurar el proceso.
  • Crear acciones de seguimiento no invasivas para obtener entrevistas, realizar invitaciones de cortesía y/o fidelizar clientes, en vez de procrastinar y desconectar emocionalmente.

Como te decía, ninguna de estas acciones irá a parar jamás a saco roto. Nada se pierde, y mucho menos los esfuerzos sistemáticos en esta profesión. Porque dan, más temprano que tarde, excelentes frutos, tanto a nivel personal como económico.

Ahora bien, conviene aclarar un poco a qué me refiero cuando hablo de falta de compromisos en realizar esfuerzos en la profesión de ventas. Las renuncias son del estilo que mencioné, desgano y apatía, y en gran número son acordes a los tiempos que nos toca vivir: todos estamos estresados, corremos sin saber muy bien porqué ni para qué, pareciera que nuestra vida circula exclusivamente entre relojes: los que uno lleva puestos, los de los otros, los de las paredes de la casa, los de la oficina, los mentales, los biológicos y los públicos.

Y obviamente, ese cansancio se refleja inevitablemente cuando nos enfrentamos en el trabajo con los clientes, que es la tarea diaria de cualquier vendedor, tanto sea vía soporte digital o en forma personal.

alicia-dautremer conejo

Imaginen Uds entonces que el compromiso es enorme, en tanto el cliente, que también obviamente está estresado y corre según su propio arsenal de relojes, precisa encontrarse con un experto en resolver su problema o detectar qué busca. Es decir, precisa algo así como un/a Consejero/a o Asesor/a, en vez de encontrar  la usual manipulación “sonrisa forzada y discurso armado” a la que los vendedores no profesionales lo tienen acostumbrado/a.

Entonces, al no encontrar del otro lado (del mostrador, del teléfono, del celular, del escritorio si es una entrevista, o de la pantalla si es una venta on line) nada más que a un otro en su misma situación – que además lo presiona a comprar en vez de servirle – no tiene ningún reparo en ignorar y dar por terminado el proceso en forma abrupta, dada la poca empatía que recibe. Te pasó algo parecido?

Llegados aquí, podrás reconocerte en tantos aspectos de la comunicación nocivos como quieras: la desconsideración, falta de atención plena, desmotivación, desconexión emcional, no prestar escucha activa, interrumpir, mostrar desgano explícitamente porque ya es tarde y querés irte y el cliente sigue ahí, etc, etc…

El círculo se va cerrando y el “aire del ambiente se enrarece”. Sin saberlo, muchas veces la conexión más valiosa de que disponés se pierde – el otro frente a nosotros. Porqué? Porque te apurás, o te  concentrás solamente en obtener la venta, e ignorás la realidad de que el cliente que está aquí, mañana puede que no, fruto de tu desdén o falta de profesionalismo. En síntesis: el cliente corta, o se va, y listo. Te pasó algo parecido?

Por otro lado, en el caso de haberte levantado con el pie izquierdo, como profesional de venta tenés la obligación de doblar o triplicar tu esfuerzo por hacer un trabajo de Excelencia en la atención de los prospectos o clientes: ninguno de ellos debe siquiera sospechar tu desgano o falta de voluntad. Simplemente porque ser asistido con alta calidad es un derecho que se ha ganado esa persona por habernos atendido al teléfono, recibido en su oficina, o por haber llegado a nuestra tienda solo para averiguar un precio.

Los clientes siempre fueron y seguirán siendo Reyes y Reinas con mayúscula. Ellos sí tienen derecho a expresar su mal día con nosotros…Y lamento darte esta mala noticia sin anestesia: son los vendedores profesionales quienes deben escucharlos con la mejor disposición, estén experimentando en su vida privada o laboral una felicidad sin límite o se sientan al borde de un ataque de nervios.

Cuando se elige vender desde el alma, se sabe qué es lo que se espera de nosotros. Y parte muy importante de lo que se requiere de un vendedor profesional que se distingue del resto es el trato de excelencia, la cordialidad, la atención, la escucha, la calidez, la empatía, el asesoramiento, el acompañar en la conversación al cliente, para mostrarle no solamente que sos un profesional, sino quien él o ella eligirán para volver a  hacer negocios: una persona capaz de no juzgar y demostrar que se puede confiar en ella, te compren o no en ese momento.

Porque la experiencia me ha demostrado una y mil veces que aunque no compre, el cliente recordará como se sintió conversando con vos – es decir, cómo lo/a hiciste sentir – y te aseguro que si lo/a llamás dejando pasar un tiempo prudencial, cerrarás esa venta, o tal vez otra mejor.

Escucho las protestas… ¿y cómo se hace para mostrarse bien aunque uno no lo esté, acaso hay que ser un robot? ¿Elegir la profesión de la venta equivale a elegir ocultar lo que uno es o cómo está?

Lo que uno es, es para uno, no para el cliente, porque “uno siempre es lo que es, y anda siempre con lo puesto”, dice Serrat.

No se trata de robotizarse, sino más bien de hacer bien el trabajo, en este caso, de vender, que es un proceso, no un fin. Tal vez para algún otro estilo de trabajo no importe mucho si se deja translucir un episodio personal, algo que a uno lo tenga a mal traer…pero esto no es posible practicarlo en la venta, y mucho menos ante el cliente. Porque el resultado es un absoluto desastre…totalmente evitable si se adopta la actitud correcta de brindar un Servicio de Excelencia en primer lugar.

Obviamente, este esfuerzo no implica “ponerse una careta”. Más bien, significa cuidar la interacción en forma genuina, y si se descubre que no se está en condiciones anímicas de realizar una interacción con el cliente como él o ella lo merece, simplemente declinar esa tarea para cuando hayas podido elaborar ese cúmulo de emociones negativas y/o invitar a un colega a realizar la interacción por vos. O simplemente elegir otro momento para efectuar el llamado. La idea es crear primero las condiciones en tu mundo interno para ofrecer calidad de Excelencia en atención y asesoramiento a los clientes, pase lo que pase y en todo momento.

Vender – es decir, ofrecer un servicio de Alto Valor – está tan asociado a vivir que vale la pena aprender a hacerlo con altura y elegancia. Si cerrás la venta, Aleluya! Si no, seguramente ese cierre te estará esperando a la vuelta de tu próximo esfuerzo, eso sí, siempre y cuando decidas primero revisar y si es preciso mejorar tu estilo de venta y procesos de comunicación, aprendiendo a convertirte en Asesor/a, brindando calidad de Excelencia en la atención, el follow up y la construcción de un vínculo a largo plazo con tus clientes.

Tenés dudas o consultas? Estoy para ayudarte. Enviame tu email a contacto@monicaarias.com.ar y te responderé dentro de las próximas 24 horas.

Mónica M. Arias

Consultora en Comunicación de Excelencia

Formación en Neuro-Liderazgo Emocional – Ventas – Auto-Coaching.

 

Tu equipo no “te responde” ? Un poco de feedback te puede ayudar…

Te sentís identificado/a con alguno de estos escenarios?

  • A veces sentís que tu equipo está en “otra frecuencia” durante largos períodos de tiempo…
  • Te cuesta que tus mensajes sean “interpretados” tal como vos lo deseás…
  • Observás que al armar una reunión los participantes no “entienden” tus mensajes…
  • Se generan conflictos de diversa índole que resienten el ambiente laboral y no sabés cómo evitarlos…
  • Te responden con evasivas y frases hechas como: “no le escuché lo que dijo”, “no fue eso lo que yo interpreté”, etc.
  • Creés que esas frases son excusas para “desviar” responsabilidades…

La comunicación deficiente es un problema de los Líderes que continúa creciendo en forma alarmante y se está convirtiendo en un verdadero desafío de superación personal.

Irónicamente, la tecnología hoy provee alternativas de “conexión” que invitan a estar atentos  a mensajes que provienen de varias plataformas, no obstante, quienes lideran personal no logran la verdadera comunicación: esa conexión clara y efectiva con su gente.

Te ha pasado últimamente que se generan roces innecesarios “de repente”, atrasos en las tareas, confusión, irritabilidad, sobrecarga de stress, que el ambiente de trabajo se enrarece y el personal no cumple? Este cocktail da paso a angustias y sinsabores en muchos casos evitables.

Hay múltiples formas de generar un ida y vuelta más sano, es decir, un estilo de comunicación claro, auténtico y efectivo. Una de ellas es que como Líder aceptes recibir feedback.

En comunicación, se conoce como feedback a la respuesta u opinión que nos da un interlocutor como retorno sobre un asunto o acción determinados.

En el ambiente organizacional, feedback es en general la evaluación de desempeño de una persona o grupo de personas sobre el trabajo realizado durante el año con el fin de brindar reconocimiento y orientar mejoras si fuese necesario. La palabra feedback proviene del verbo inglés to feed, que significa ‘alimentar’, y la palabra back, que traduce  ‘atrás’ o ‘retorno’. Feedback es entonces ‘realimentación’ o ‘retroalimentación’.

Las ventajas de obtener feedback son varias, siendo las siguientes las tres más importantes para un Líder:

  1. Cerciorarse de que el mensaje se entendió efectivamente tal y como fue nuestra intención al emitirlo.
  2. Variar, re-configurar, revisar o adaptar el mensaje enviado según la respuesta que se haya obtenido del receptor (los miembros del equipo)
  3. Corregir los estilos de comunicación utilizados – muchas veces inconscientes – verbales y no verbales, para lograr “cerrar la brecha” entre lo que se quiso comunicar y lo que realmente se entendió.

El feedback se facilita si sos capaz de descubrir, en tu interacción con la gente, cómo utilizás tu cuerpo y tu lenguaje al comunicar tus mensajes.

Para ello será vital que te auto-observes en:

Estar atento a tu postura física: cómo movés tus manos, qué actitud corporal elegís, si levantás tu cabeza y tu torso en señal de superioridad, si cruzás o no tus brazos y piernas, si tu mirada es penetrante o cálida, etc.

Escuchar tu propio timbre y tono de voz: si es alto, bajo, agudo, grave, si tu respiración es rápida, si tu discurso es más bien un monólogo, si hablás muy rápido o muy lento, etc.

Afinar tu percepción: Cómo son las Cosmovisiones o mundos sensoriales de tus interlocutores de acuerdo a la forma en que cada quien comprende mejor los mensajes? Sabés diferenciar las maneras de dirigirte a cada uno? Hay algún miembro de tu equipo extremadamente sensible a quien deberías dirigirte cuidando más tu postura, tono, timbre de voz y mirada?

Identificar tus Meta-mensajes (los mensajes que enviás detrás de cada mensaje): Las siguientes son preguntas poderosas que te ayudarán:

Es tu estilo de comunicación inspirador y orientado hacia los logros? O refuerza lo que “todavía no se logró” en cada instancia de interacción?

Contienen tus mensajes una dosis importante de empatía, para apreciar el mundo de los demás, mientras comunicás?

Tu orientación incluye dar lugar a la exploración de nuevas posibilidades u opciones, o se ajustan estrictamente a “procedimientos”?

Es tu estilo de comunicación estimulante o altamente demandante?

Sos bueno/a para escuchar activamente?

Según un estudio de Psicología realizado en USA, sobre la importancia de los mensajes verbales y no verbales a la hora de comunicar, se determinó que el 38 % de la comunicación se hace efectiva por voz, el 55 % a través del lenguaje corporal y solamente un mero 7 % vía las palabras que utilizamos o escribimos. Si a esto le sumamos que somos seres 80 % emocionales y solo 20 % racionales, tenemos un mix interesante para desenmarañar el nudo.

Algunas preguntas poderosas que surgen de lo anterior son:

Cómo estás capitalizando tu voz y lenguaje corporal para mejorar tu estilo de comunicación?

Estás haciendo algo al respecto?

Te preguntaste si cambiar tu postura corporal podría mejorar la respuesta – o estilo de comunicación – por parte de tu gente hacia vos, en sus tareas, comportamiento, etc?

Sabés conectar emocionalmente con la gente en general, y con tus equipos en particular?

Si no es así, qué esperás para pedir ayuda y aprender a hacerlo?

Podés identificar el efecto en los otros de tu tono de voz, ritmo, volumen, discurso o “no tenés tiempo para eso”?

Qué conclusiones o juicios te encontrás haciendo con mayor frecuencia cuando hablás con la gente mientras cruzás los brazos o las piernas?

Recordá: Todo líder natural es siempre líder de Sí Mismo en primera instancia. Además es posible disfrutar de tu liderazgo en vez de padecerlo, y puedo ayudarte a lograrlo.

Entre otras ventajas competitivas, podés beneficiarte de aprender técnicas de creación de feedback basadas en Neuro-liderazgo emocional que te ayudarán a inspirar naturalmente a tu gente y por ende a crear tu mejor gestión de Liderazgo .

Te invito a conocer cómo beneficiarte de poner en práctica herramientas del Neuro-Liderazgo emocional de éxito solicitando una charla exploratoria a: contacto@monicaarias.com.ar.

Gracias por formar parte de mi grupo de lectores. No olvides dejarme tu comentario si lo que compartí en este artículo te agradó y te sirvió. Es un privilegio para mí ayudarte a que te conviertas en el/la Líder natural que tu equipo elige respetar y seguir, día a día.

Mónica Arias.

“Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya…sos Vos!”

contacto@monicaarias.com.ar  – Skype monica-m-arias

 

 

La felicidad…es cosa seria! Segunda parte

Sabías que la decisión de ser feliz es solo tuya, sin importar tus circunstancias? Y que la ciencia avala los beneficios de esa elección? Comparto la segunda parte del artículo “La Felicidad….es cosa seria!” con traducción libre de una porción del Capítulo V del informe Mundial sobre la Felicidad 2015: “La neurociencia de la Felicidad”-

Saboreando las bases neuronales de mantener la emoción positiva. El bienestar psicológico puede predecirse por la activación del estriado ventral entre ensayos, en respuesta a las imágenes positivas.

El primer indicio de que las bases neuronales de sostenimiento de la felicidad en el tiempo podría ser distinto de aquella obtenida a corto plazo por una emoción positiva, resultó de estudios realizados en pacientes con depresión. Se investigó si los pacientes deprimidos mostraban el patrón típico de la activación en respuesta a estímulos positivos. Utilizando un método de análisis convencional, en principio no se pudieron detectar diferencias importantes en la activación del cerebro relacionada con la región de la recompensa entre los pacientes clínicamente deprimidos y los no deprimidos.

No obstante, con el tiempo y diversos ensayos de este experimento, las diferencias se hicieron evidentes: los pacientes deprimidos mostraron una respuesta muy similar durante los primeros ensayos, pero a medida que el experimento avanzaba, y a través de presentaciones de estímulos positivos, los controles de activación sostenida en el núcleo accumbens a través del tiempo (entre ensayos) fueron mayores en pacientes no deprimidos, mientras que fueron nulos en los pacientes deprimidos. El núcleo accumbens es un conjunto de neuronas en el cuerpo estriado ventral comúnmente asociado a las emociones derivadas del placer (ej: risa), del afecto positivo o del circuito premio – recompensa (adicciones, agresiones)

Otro estudio proporcionó una primera evidencia experimental fuerte: los correlatos neuronales de saborear la capacidad de mantener la emoción positiva en el tiempo se asocian con la activación sostenida del estriado ventral y con la conectividad sostenida entre las regiones de la corteza pre-frontal y el estriado ventral. Se realizaron además, estudios – muestra en grandes comunidades, donde se examinaron las diferencias en la activación sostenida del estriado ventral y el bienestar psicológico. Encontramos que los individuos con niveles más altos de activación sostenida entre los ensayos en respuesta a imágenes positivas reportaron mayores niveles de bienestar psicológico. (fig. 5.1)

FIG5.1

Además, encontramos un patrón similar en la corteza pre-frontal dorso-lateral, una región a menudo involucrada en el trabajo de la memoria y la atención, pero también activa cuando una persona está regulando su emoción. (Figura 5.2)

FIG5.2

Nos fijamos luego en la relación entre la actividad en estas regiones del cerebro y los niveles de cortisol de un individuo durante el día. El cortisol (neuro-transmisor) puede ser entendido como una medida de respuesta al stress en el cuerpo, con cantidades más altas sobre el curso del día que indican mayores señales de stress. Los participantes con mayor activación sostenida tanto en el estriado ventral como en la región pre-frontal dorso-lateral, tenían menores niveles de cortisol, lo cual sugiere menor activación a la respuesta del cuerpo al stress. (Fibura 5.3)

FIG5.3

Estos hallazgos indican que las pistas iniciales a partir de estudios con pacientes deprimidos pueden generalizarse a individuos sanos, y también indican que la activación sostenida a través del tiempo en respuesta a incentivos positivos en el estriado ventral y la corteza pre-frontal dorso-lateral predice bienestar psicológico, una forma de felicidad sostenida que puede no depender directamente de circunstancias externas.

 

Correlatos neuronales de la Empatía y el Altruismo

Un precursor del comportamiento y desarrollo pro-social es activar la empatía, o capacidad del individuo de reconocer, comprender y compartir las emociones de otro/s.

La neurociencia de la empatía está en sus estadíos iniciales, pero una cosa es muy clara: muchas de las regiones del cerebro involucradas en la empatía son las mismas que aquellas involucradas con las experiencias de nuestras propias emociones. Por ejemplo: cuando las personas observan a otras que han sido expuestas a estímulos dolorosos, muestran activación en la ínsula anterior (una región ubicada justo detrás de los lóbulos pre-frontales) y en la corteza cingular medial anterior (un área de la corteza justo arriba del cuerpo calloso en la parte media del cerebro). Esto se superpone con la actividad que se muestra cuando los individuos que observan están expuestos ellos mismos al dolor.

La actividad se incrementa cuando se atestiguan emociones de otros, por lo tanto sugiriendo que lo que se codifica es algo común a través de diferentes tipos de emoción (la ínsula anterior es una región que está involucrada en las sensaciones corporales que provocan los sentimientos) por lo que el estudio sugiere que los individuos que observaron a otros “sufriendo”, también “sintieron” algún nivel de ese dolor ellos mismos, y ese sentimiento es mayor cuando el individuo que recibe el dolor es alguien por quien la persona se siente socialmente más conectada, Fig 5.4

FIG 4

Un paso más allá de la experiencia sobre la empatía ( y más relacionado directamente con el bienestar) es la capacidad de un individuo de comprometerse en comportamientos pro-sociales.

En un estudio realizado a individuos que debían decidir si donaban o no su dinero a obras de caridad, se encontró que la gente mostraba actividad en las mismas regiones cerebrales tanto cuando donaban dinero como cuando lo recibían (área ventral tegmental y estriado ventral). De hecho, en ese estudio el estriado ventral estaba aún más activo cuando los participantes donaban dinero que cuando lo recibían.

Dado el rol del estriado ventral en la experiencia de afectos positivos, esta información corrobora el adagio de que “es mejor dar que recibir”. Además, los participantes con mayor magnitud de actividad en esta área también realizaron mayor número de donaciones de caridad que los individuos con menos actividad en el estriado ventral. Lo cual sugiere que los participantes son más propensos a participar en donaciones caritativas si encuentran una actividad intrínsecamente gratificante.

Otra avenida interesante de las investigaciones en este sentido es el estudio de cerebros de individuos extraordinariamente altruistas.

El Dr. Marsh y su equipo encontraron esta población cuando reclutaron donantes de órganos voluntarios, específicamente, individuos que por ejemplo donaron un riñón voluntariamente a un extraño. Consideraron a estas personas como “altamente altruistas”, ya que la donación de riñones tiene, para el donante que beneficia a un extraño anónimo, un costo significativo.

Encontraron que estos altruistas extraordinarios mostraban en los experimentos una respuesta superior de su amígdala a las caras de personas con miedo, y aún mayor volumen de la amígdala en promedio que el grupo de participantes controlados. Dado el rol de la amígdala en la aparición del miedo, estos resultados sugieren una más alta sensibilidad hacia el sufrimiento de otros en el grupo de altruistas extraordinarios, específicamente en relación a otros que están experimentando miedo.

Conclusiones

Este capítulo enfatiza cuatro nuevos componentes del bienestar y su base neuronal subyacente:

  • Emoción positiva sostenida.
  • Recuperación de la emoción negativa.
  • Empatía, altruismo y comportamiento pro-social
  • Mente errante vs. Mindfulness (atención plena o consciente) y “permanencia en la afectividad” o atención en la emoción capturada.

Se encontró mayor nivel de bienestar en los individuos que sostienen emociones positivas, se recobran más rápido de experiencias negativas, participan en actos empáticos y altruistas y expresan altos niveles de práctica de mindfulness.

En cada caso, existe un cuerpo creciente de evidencia que señala la importancia de estos 4 factores constitutivos del Bienestar.

A veces, los efectos son más fuertes para ciertos componentes, como el propósito en la vida, o las relaciones positivas con otros. En otros casos, los descubrimientos sostienen medidas de bienestar general. Los circuitos neuronales que subyacen a estos cuatro componentes pueden separarse parcialmente, aunque existe cierta superposición. La corteza pre-frontal y el estriado ventral son especialmente importantes en la producción de emoción positiva sostenida. La conectividad entre la corteza pre-frontal y la amígdala es nodo clave a través del cual se logra la recuperación posterior a eventos negativos.

La ínsula anterior y las regiones de la corteza anterior cingular están implicados en la respuesta empática y el estriado de la corteza pre-frontal ventral es crítico en favorecer el comportamiento altruista.

La mente errante y la atención plena o consciente (Mindfulness) se involucran en los métodos cerebrales “por defecto” – la corteza prefrontal medial y la corteza cingular precúneo posterior – están ambas implicadas en la mente errante. Estas regiones exhiben una activación decreciente cuando se practica mindfulness (atención plena o consciente) explícita y voluntariamente. A su vez, a medida que aumentan los niveles de atención plena decrecen los comportamientos recurrentes. La cuestión de cómo estos cuatro componentes pueden trabajar juntos sinérgicamente no ha sido estudiada, ni explorados con rigor científico aún sus contribuciones relativas al bienestar.

En síntesis: Hay dos lecciones generales que se pueden capitalizar a partir de la evidencia neuro-científica.

La primera es la identificación de los 4 constituyentes que hemos destacado, que no son comúnmente enfatizados en las investigaciones sobre el Bienestar.

La segunda concierne a las profundas implicaciones del hecho de que los circuitos neuronales que se identifican como subyacentes a estos cuatro componentes del bienestar general exhiben neuro-plasticidad (capacidad que tienen nuestros cerebros de formar y reformar redes neuronales a partir de nuestras experiencias, es decir, es la habilidad de auto-moldearse con el aprendizaje) y así pueden ser transformados a través de la experiencia y el entrenamiento. Actualmente se están desarrollando programas de entrenamiento para cultivar mayores grados de mindfulness (atención plena o consciente), amabilidad, desarrollo de mayor generosidad, etc.

Tal como se ha revisado en este capítulo, la data está disponible e indica que algunos de los regímenes de estos entrenamientos, aún aquellos breves de apenas dos semanas de duración, pueden inducir cambios medibles en el cerebro.

Estos descubrimientos subrayan la conclusión de que la felicidad y el bienestar están considerados como habilidades humanas que pueden mejorarse y expandirse a través de entrenamientos.

                                                 Richard J. Davidson y Brianna Schuyler

                                           Traducción libre del extracto por Mónica Arias.

Si me lo permitís, y como cierre de este artículo,  te doy una sugerencia: dejá de ir en busca de la felicidad….Simplemente elegila, ahora mismo.

Serenate, mirá hacia tu interior y sentila en cada poro de tu piel…agradecé por tu Vida que es sagrada como todas, y tomate la costumbre de auto-conocerte un poco más cada día, para apreciar tu unicidad y tu conexión con todo lo creado….que la alegría te acompañe, siempre.

Si te gustó este artículo, por favor compartilo y enviame tu comentario.

Muchas gracias! Mónica Arias

 

 

La Felicidad es cosa seria! (primera parte)

 Se feliz

Sobre la felicidad podríamos filosofar toda la vida…y como ya se sabe, jamás llegar a un acuerdo y menos a una conclusión. Aunque…es justamente su falta de “definición” lo que la hace más misteriosa, esquiva y tal vez por eso, deseada.

Emoción temporal y ultra subjetiva condicionada por factores y variables tan diversos como se nos ocurra; no es posible “hablar” de ella, sino simplemente “sentirla”; tampoco es posible salir a “cazarla” porque como una mariposa, solo se posará y permanecerá por un tiempo cuando estemos tranquilos sin pensar en ella; depende de estados internos y estímulos externos, y otras tantas posibles aproximaciones e intentos de expresar lo que ella significa para cada quien. Lo cierto es que si hasta hoy teníamos dudas, la felicidad, tal vez por primera vez en milenios, es cosa seria porque hoy goza de base Científica con mayúscula.

Así lo vienen demostrado los expertos en campos como el del Bienestar, la Salud Mental y la Neurociencia – entre otros – convocados en la producción del Informe Mundial sobre la Felicidad de la ONU, que ya va por su versión año 2015, y cuyos datos estadísticos, estudios de rigor y mediciones en decenas de variables – tanto en niños como en adultos alrededor del mundo – nos brindan un panorama muy interesante en relación a los factores que inciden – o no – en su consecución, tanto a nivel individual como grupal.

La felicidad está dejando de ser lo “inexplicable” para convertirse así en un estado posible del individuo como tal y en su hábitat comunitario. El Informe Mundial sobre la Felicidad 2015 contiene más de 170 hojas de material excelente y está disponible en versión PDF on line en idioma inglés.

Este artículo se divide en dos partes. Hoy, en su primera parte, transcribo en primer lugar un extracto de la introducción realizada por sus editores en Español y más abajo una parte de la traducción libre que realicé sobre extractos del Capítulo 5: “La Neurociencia de la Felicidad”.  Me tomé la libertad de traducir al idioma Español parte de este Capítulo en particular, ya que la investigación demuestra – como vengo compartiendo y enseñando en mi trabajo – las ventajas y beneficios comprobables y medibles de conocer el funcionamiento básico de nuestro cerebro, los estímulos emocionales que nos ayudan y los que no, y porque además es apasionante constatar a través del auxilio de la tecnología, cuáles son las bases posibles de una mejor calidad de vida, ligadas íntimamente – y esto no es un descubrimiento sino una confirmación irrefutable – a la práctica entre todos de valores humanos Universales. Estaremos preparados para semejante desafío?

Informe Mundial de la Felicidad 2015 – Extracto de la introducción publicada en Español por los editores John Helliwell, Richard Layard y Jeffrey Sachs.

Antecedentes: Preparando el Escenario.

El mundo ha recorrido un largo camino desde la aparición del primer Informe sobre la Felicidad Mundial en el año 2012. Cada vez más, la felicidad se considera una medida justa de progreso social y un objetivo de la política pública.

Un número cada vez mayor de gobiernos están utilizando los datos e investigación sobre la Felicidad en la búsqueda de políticas que pudieran permitir a la gente a vivir una vida mejor.

Los gobiernos están midiendo el bienestar subjetivo, y usando la investigación sobre bienestar como una guía para el diseño de los espacios públicos y la prestación de servicios públicos. La Felicidad está considerada en forma creciente como una medida apropiada de progreso social y es objetivo, además, de políticas públicas. Por lo tanto vale la pena empezar con algo de historia.

El primer Informe de la Felicidad Mundial fue publicado en Abril del año 2012, en ocasión de la celebración de la reunión de Naciones Unidas sobre la Felicidad y el Bienestar. Esa reunión en sí siguió a la Resolución de la Asamblea General de la ONU de Julio 2011, propuesta por el primer ministro de Bután, invitando a los países miembros a medir la felicidad de su pueblo y de usar estos índices para ayudar a guiar sus políticas públicas.

Inicialmente, el Informe Mundial de la Felicidad revisó el aval científico de la medición y explicación del estado de bienestar subjetivo en las diferentes naciones, y presentó una amplia gama de datos comparables a nivel internacional, incluyendo un ranking de las evaluaciones de vida promedio, basándose en datos de la agencia Gallup desde 2.005 a 2.011, y que comprendió 156 países.

El informe fue tan exitoso que alentó la producción del segundo, al año siguiente, 2013, esta vez publicado bajo los auspicios de la Red de soluciones de desarrollo sustentable.

En este segundo informe, se agregaron capítulos donde destacados profesionales de la salud mental y otros profesionales abocados al área de bienestar, volcaron sus investigaciones y aportaron valiosos datos para enriquecer la mirada del complejo escenario sobre la felicidad y el bienestar a nivel mundial.

Se realizaron encuestas que arrojaron resultados sorprendentes en relación a cuáles son los factores que influyen para que una persona sea más feliz, tanto físicos como psíquicos, y en relación a su entorno socio-económico, con claras evidencias que demuestran además, la importancia de una sólida base ética para la consecución de una vida más plena.

Todos los datos recopilados en la investigación del Informe de la Felicidad Mundial 2013, han ayudado a satisfacer y por cierto a alimentar el creciente interés público en la aplicación de la ciencia de la Felicidad en los asuntos públicos, ya que sus datos pueden ser utilizados para mejorar el bienestar de las personas. Este informe ha sido leído por un millón y medio de personas, un 50 % más de lectores que el primer informe del año 2012.

Aprovechando los datos sobre la Felicidad y la Investigación para mejorar el desarrollo sustentable.

El año 2015 es un hito para la humanidad, con la adopción pendiente de Objetivos de Desarrollo sostenible y sustentable (ODS), para ayudar a guiar a la comunidad mundial hacia un modelo más inclusivo y sostenible del desarrollo global.

Los objetivos de desarrollo sostenible incluirán objetivos, metas e indicadores cuantitativos. La Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible, en sus recomendaciones para la selección de ODS ha recomendado la inclusión de objetivos sobre bienestar subjetivo y afecto positivo para ayudar a guiar y medir el progreso hacia los ODS. Hemos encontrado considerable apoyo de muchos gobiernos y expertos en relación con la inclusión de tales indicadores de felicidad. El Informe Mundial de la Felicidad 2015 subraya una vez más lo fructífera que puede ser la utilización de mediciones de felicidad para orientar la formulación de políticas y evaluar así el bienestar general en cada sociedad.

Los hilos comunes son Sociales

Hay un tema social común que surge constantemente desde el Informe Mundial sobre Felicidad 2015. Tanto a nivel individual como nacional, todas las medidas de bienestar, incluyendo las emociones y las evaluaciones de vida, están fuertemente influenciadas por la calidad de las normas e instituciones sociales subyacentes. Estos incluyen la familia y amistades a nivel individual, la presencia de la confianza y la empatía a nivel de barrio y de la comunidad, y el poder y la calidad de las normas sociales generales que determinan la calidad de vida dentro y entre las naciones y generaciones.

Cuando estos factores sociales están bien arraigados y fácilmente disponibles, las comunidades y las naciones son más resistentes, e incluso los desastres naturales pueden añadir fuerza a la comunidad, ya que se reúnen en respuesta a ellos.

El reto es asegurar que las políticas se diseñen y se ejecuten en formas que enriquezcan el tejido social, y enseñen el placer y el poder de la empatía a las generaciones actuales y futuras. Bajo las presiones de corregir lo que está mal, a menudo se presta poca atención a la construcción del tejido social vital.

Prestar mayor atención a los niveles y fuentes de bienestar subjetivo nos ha permitido llegar a estas conclusiones, y recomendar que la felicidad sea el foco central para la investigación y la práctica.

Hasta aquí llega la reseña sobre la Introducción al Informe Mundial de la Felicidad elaborada en Español por sus editores.

Comparto ahora la primera parte de la traducción libre que realicé sobre extractos del Capítulo 5: “La Neurociencia de la Felicidad”, donde los experimentos en Neurociencia y avances tecnológicos arrojan luz sobre una variada gama de temas relacionados con el bienestar sostenido, tanto físico como psíquico, desde una mirada científico-técnica cada vez más precisa, que devela que una base emocional positiva permite conexiones neuronales que inciden en el logro del bienestar sostenido y sustentable.

Informe Mundial 2015 sobre la Felicidad – Extractos del Capítulo 5 : “La Neurociencia de la Felicidad” (primera parte).

La década pasada – 2000 / 2010, llamada la “década del cerebro” – ha presenciado una robusta atención a investigar las bases neuronales de la emoción humana. Mientras la investigación en esta esfera permaneció dormida por muchas décadas, la comunidad científica global ha comenzado a cuestionarse tanto sobre los cambios normales en la emoción típica, como en aquellos cambios generados por emociones patológicas.

Durante años, la emoción y la razón fueron asociadas a diferentes sistemas del cerebro – la emoción asociada a las estructuras subcorticales y la razón a la corteza cerebral (lóbulos pre-frontales). No obstante, los desarrollos de técnicas de neuro-imagen en las últimas décadas arrojaron mucha más luz a la comprensión de la interrelación y participación interactiva entre las zonas corticales y subcorticales, especialmente en los circuitos de la emoción y su regulación dentro del cerebro. A esto se denomina actualmente “cerebro holístico”

El progreso logrado en comprender las bases neuronales de la emoción, y más específicamente, de la felicidad, se facilitó de forma exponencial por la ayuda de la disponibilidad de los métodos de imagen, con los que se interroga sobre las funciones y estructuras del cerebro humano y se visualizan los resultados. La contribución de estos métodos para comprender los diferentes constitutivos de la felicidad y el bienestar han sido y siguen siendo de vital importancia.

Enfatizaremos en este capítulo sobre desarrollos recientes en la neurociencia social y afectiva, que definen cuatro constituyentes del bienestar:

  • Emoción positiva sostenida
  • Recuperación de la emoción negativa
  • Comportamiento pro-social y generosidad
  • Mente errante y cómo transformar pensamientos mediante el proceso de Mindfulness (atención plena o consciente) y la práctica sostenida del afecto (atención capturada de la emoción positiva).

Los dos primeros puntos han sido estudiados dentro del marco de trabajo de la cronometría afectiva, el curso de tiempo de la respuesta emocional. Se ha sostenido que la habilidad de recobrarse rápidamente de la adversidad era el constituyente clave del bienestar general y que puede medirse objetivamente. Estudios recientes incluyen la medición directa del tiempo en la actividad cerebral en circuitos específicos de ambas emociones, positivas y negativas.

Más aún, algunos de estos nuevos descubrimientos sugieren que estos patrones de función cerebral se relacionan no solo a los informes sobre emoción y vida satisfactorias, sino a las mediciones biológicas asociadas con la salud física. Estos estudios miden resultados y ayudan a comprender los mecanismos de conexión psicológica tanto del bienestar emocional como de la salud física.

En cuanto al comportamiento pro-social y la práctica de la generosidad – tercer constituyente – se ha demostrado recientemente que juega un rol muy importante en promover el bienestar, y las bases neuronales de estos comportamientos sociales son ahora tema de estudios e investigaciones más intensivas y frecuentes.

El cuarto y final constituyente – Mente errante y cómo transformar pensamientos mediante Mindfulness (atención plena o consciente) y la práctica sostenida del afecto (atención capturada de la emoción) consideramos comenzó a recibir también seria atención dados sus efectos positivos en el bienestar general, aunque aún el tema permanece sin estudiarse en profundidad. Sin embargo, este último constituyente es particularmente importante ya que subraya la diferencia entre el bienestar – medido como evaluación de satisfacción de vida – y la felicidad, medida por informes sobre la emocionalidad de las personas.

Un individuo puede potencialmente tener altos niveles de bienestar subjetivo y aún así no ser feliz en todo momento. Por ejemplo, cierta persona podría responder con intensa tristeza al conocer un evento trágico que involucra una pérdida. Otra persona con altos niveles de bienestar podría también sentir y expresar rabia en respuesta a una transgresión moral o en respuesta a un individuo que se percibe estar obstruyendo un objetivo importante.

Si esta persona con alto nivel de bienestar subjetivo se recobra rápidamente y no hay persistencia de resentimiento (práctica sostenida del afecto), entonces es probable que sus altos niveles de bienestar permanezcan aún al enfrentar estas emociones fuertes, aparentemente inconsistentes. Estas consideraciones llevaron a dos conjeturas importantes:

Una es que desde una perspectiva Neuro-científica, debe haber algo diferente en los patrones base de la función cerebral que distingue aquellos con alto nivel versus bajo nivel de bienestar, ya que este no depende de los estados emocionales momentáneos o de corta duración.

La segunda es que hay una distinción importante entre felicidad (que puede ser momentánea y de corta duración) y el bienestar (muy probablemente más duradero y relacionado con la satisfacción de vida). La felicidad y el bienestar en los sentidos utilizados aquí contribuyen a diferenciar otros aspectos de la salud mental y física y son consideraciones de las secciones que siguen.

En la sección Conclusión de este capítulo, consideramos las implicaciones del hecho de que todos aquellos circuitos cerebrales implicados en el bienestar, exhiben Neuro-plasticidad: la habilidad (y enorme flexibilidad) del cerebro de crecer, adaptarse y cambiar.

La neuro-plasticidad se produce a sabiendas o sin saberlo (consciente o inconscientemente) y la realidad es que la mayoría de las influencias en nuestro bienestar que forman esos circuitos son inconscientes.

Estamos expuestos a la adversidad y a una vida estresante, a eventos que están a menudo más allá de nuestro control. Estas influencias contextuales inducen cambios plásticos en las funciones cerebrales y claramente impactan en la estructura de nuestro bienestar.

Sin embargo, la plasticidad del cerebro en estos circuitos, también podría aprovecharse intencionalmente. Por ejemplo, participando en formas de entrenamiento específicas para cultivar el bienestar, como la meditación, la psico-terapia, los ejercicios de relajación y otras formas de entrenamiento mental que ayudan a inducir cambios funcionales y estructurales del cerebro.

Emoción Positiva y Bienestar

A menudo, el bienestar se define de dos maneras diferentes pero relacionadas: hedonismo (placer o bienestar momentáneo) y eudaimonía (traducida del Griego como “felicidad”: es el bienestar floreciente, el de aquellas personas que viven una vida significativa), distinción hecha en primer término por Aristóteles.

Se han realizado innumerables trabajos explorando los correlatos neuronales del bienestar hedónico en animales, mediante el estudio de la respuesta del cerebro a la recompensa.

Estas investigaciones y sus mecanismos aplicados en poblaciones animales y humanas han generado datos cruzados de gran valor. El bienestar hedónico y eudaimónico están altamente correlacionados en los seres humanos y según las observaciones, muchos de los mecanismos cerebrales implicados en el placer hedónico (sensorial) también se activan en la experiencia del placer más altruista y de orden superior (placer eudaimónico).

Al combinar técnicas de vanguardia como la grabación celular, micro-inyección y experimentos con medidas de comportamiento matizadas en un gran número de especies, el Dr Berridge y sus colegas fueron capaces de aislar representaciones neuronales, especialmente dentro de los circuitos de estriado ventral, en el núcleo accumbens y otras áreas del cerebro, para detectar cómo se activan estas áreas con estímulos tales como por ejemplo el gusto, e identificar aquellos circuitos activos relacionados con áreas de la recompensa. El cuerpo ventral estriado del cerebro es una región profunda ubicada en el centro del cerebro asociada con el deseo, el gusto y la recompensa en un gran número de especies. Nos referimos a ella como subcortical, lo que significa que se encuentra por debajo de la corteza (que cubre la superficie del cerebro).

En los seres humanos, la región más activa del placer hedónico es la corteza pre-frontal ventral – región en la parte frontal del cerebro ubicada por encima de los globos oculares), pero también hay actividad en el cuerpo estriado ventral (la misma región identificada en roedores). En experimentos típicos diseñados para investigar circuitos activados durante el placer hedónico, los participantes se presentaron con el texto que había sido calificado como altamente positivo ( por ejemplo: ganar la lotería), y luego se les requirió que crearan imágenes relacionadas a ese texto durante 12 segundos, tiempo en el cual las funciones cerebrales se vigilan con un dispositivo fMRI (Functional Magnetic Resonance Imaging).

Cuando las condiciones de las imágenes positivas se contrastaron con una condición desagradable, se observó mayor activación en el núcleo accumbens y una mayor conectividad entre este y la amígdala (región del cerebro usualmente activa por estímulos emocionales positivos y negativos). Asimismo, se observó mayor actividad entre la corteza pre-frontal ventral y la amígdala, durante las asociaciones a imágenes positivas en comparación con las condiciones de imágenes negativas.

También se observó un patrón similar de la activación pre-frontal en un estudio de laboratorio realizado con madres luego de haber dado a luz a su primer hijo. Mientras estaban dentro del scanner, se les presentaba a las madres imágenes de sus propios hijos, de otros bebés o de un adulto. Se encontró mayor activación pre-frontal en respuesta a fotografías de sus propios bebés. Estas imágenes también suscitaron significativamente mayor afecto positivo y activación pre-frontal a partir de la intensidad del estado emocional de las pacientes (…)

 

Por otra parte, algunos estudios han sugerido que el bienestar también se asocia con una mayor capacidad de recuperación de respuesta a la adversidad, interpretado por algunos como una recuperación más rápida después de los acontecimientos negativos.

(Fin de la primera parte)

Richard J. Davidson y Brianna Schuyler

Traducción libre por Mónica Arias.

  

 

 

 

Sabías que resistir genera toxinas? Elijamos sanar con el Poder Interior

FelicesFiestas2015-6

2016

http://www.convivirgrupo.com.ar/main_boletin.htm

Hoy comparto con Ustedes el artículo que escribí para la Revista ConVivir Nª 35 de Diciembre 2015, llamado “¿Sabías que resistir genera toxinas? Elijamos sanar con el Poder interior”.  Arriba encontrarán el link a la página de la Revista ConVivir que dirige Liliana Calvo, con material imperdible en su apartado Sumario, y también la trascripción del artículo a continuación. Los invito a dejar sus comentarios o consultas.

Les deseo Muy Felices Fiestas y un Excelente Año 2016! 

Sabías que resistir genera toxinas? Elijamos sanar con el Poder interior.  

La resistencia, básicamente, consiste en la NO aceptación de lo que ES, en el momento Presente. El cuerpo y la mente entran en conflicto ante una situación dada y NO ACEPTAN la realidad de esa situación, por ende, resisten: el cuerpo elabora emociones que generan sustancias tóxicas y la mente hace lo propio con pensamientos inadecuados que envenenan la vida de las personas. 

El cerebro posee mecanismos de defensa automáticos y muchas veces inconscientes que “anulan” la incomodidad de enfrentar asuntos que no nos gustan o de los que no queremos hacernos cargo. Es como si levantara una alfombra y metiera debajo todo aquello que SABEMOS que hay que mirar de frente, y logra un efecto que nos paraliza, a veces por años: “está todo bien….y aquí no pasó nada”.

Las consecuencias las afrontamos siempre, porque la realidad es que no podemos avanzar en ningún ámbito si no nos hacemos cargo de lo que sea preciso. En síntesis: tarde o temprano la realidad se impondrá. El cuerpo no sale inmune de la resistencia: el cerebro genera cargas eléctricas no armónicas que generan más cortisol y a la larga intoxican nuestras células. Cómo logramos cambiar este comportamiento? Elevando la consciencia que nos mantiene “anestesiados”.

Elegir elevar la consciencia significa, entre otras cosas, elegir VER este patrón repetitivo del cerebro en marcha y, sin juzgarlo ni juzgarnos, observarlo y tomar nota de cómo podríamos evitarlo ante el próximo acontecimiento o circunstancia que NO se adecua a lo que NOSOTROS (léase, el ego) queremos.

Ahora bien, las personas conscientes, que trabajan en sus niveles de energía, conciencia y entendimiento, pueden igualmente enfrentarse a personas inconscientes y estas intentar agravarlas, menospreciarlas o maltratarlas en casos extremos. De hecho, ese es un fenómeno normal, ya que cuando se eleva la consciencia, aparecen más personas inconscientes en nuestro campo de acción de la realidad que vivimos (espejo-reflejo), y perfectamente detectamos su falta de consciencia o ignorancia ante la agresión o falta de consideración que demuestren.

El problema es que intentarán en forma directa y también sutilmente, llevarnos a su campo de inconsciencia (energía no lumínica) y a que “acordemos” con sus pensamientos inconsistentes o generemos un feed-back negativo para intentar librar allí su “batalla”. Por qué? Porque es allí donde el poder de estas personas se hace fuerte, siempre con NUESTRA anuencia, es decir, cuando nos prestamos a su JUEGO.

Y cuál es el juego del inconsciente? Hacer sentir al ego que está en control y que ÉL TIENE LA RAZÓN ABSOLUTA / LA VERDAD/ lo que sea que quiera defender a rajatabla.

Y una verdad más grande que la milanesa es que en la era cuántica en que vivimos, NO existen los absolutos, las resoluciones únicas, “lo correcto”, las respuestas definitivas ni los planes o fórmulas mágicas para vivir. No hay ni más ni menos que INTERACCIÓN. Interacción con todo y entre todos, y con la naturaleza de la que somos parte, con nuestro cuerpo como templo real de nuestras experiencias y con nuestro Ser como co-creador de la realidad que estemos dispuestos a elegir vivir.

La Neurociencia avanza dando pasos cada vez más grandes y los científicos están descubriendo que la asociación Cerebro-Cuerpo-Realidad es inherente a nuestro patrón mental, es decir, a la forma en la que pensamos y actuamos ese pensar. A nuestras “programaciones” inconscientes.

Ciencia y espiritualidad se están acercando cada vez más, a medida que se corren los velos de la física cuántica y los mecanismos inconscientes salen a la luz, para poder modificarlos.

Nuestros cerebros tienen la gran ventaja de estar interconectados todo el tiempo, por eso son estructuras orgánicas holísticas. Y esta ventaja es la capacidad de contar con su máxima habilidad: la neuroplasticidad, que consiste en la flexibilización y creación de nuevos caminos neuronales – redes hebbianas – cada vez que lo estimulamos con nuevos proyectos, decisiones más sanas, aprendizaje, novedades, aceptación del presente, desapego, juego, alegría, decisión consciente.

Llegados aquí, es preciso comentar sobre la línea sutil entre alguien que hace un reclamo con vehemencia y una persona que intenta manipular a otro llevada por su ignorancia. La diferencia se verá cuando quien reclama con vehemencia no desacredita sino que habla clara y firmemente sin necesidad de manifestarse como único portador de la verdad. Esto demuestra un grado evolutivo de consciencia muy alto. La violencia se neutraliza en la acción clara y se ventila y agranda cuanto mayor es el nivel de ignorancia (baja o nula consciencia de su accionar) de quien agrede.

Entonces, qué hacer cuando alguien no consciente – o inconsciente – o ignorante – nos agrede, con alguna frase o actitud?

1) NO RESISTIRSE a lo que sea que otro proclame o en lo que nos quiera inmiscuir (de orden negativo). Esto es: ACEPTAR que está pasando lo que pasa…SIN REACCIONAR

2) Por qué? Porque REACCIONAR IMPLICA otorgarle poder al otro y de esta manera perdemos el eje emocional. Por qué?

3) Porque caeremos en la trampa de los pensamientos tóxicos, repetitivos e inconscientes.

4) Recordar siempre que: los niveles de ataque más simples y de aparente menor incidencia son mucho más difíciles de reconocer y de mantener en la consciencia que los ataques más abiertos y frontales. Es vital NO JUZGAR NI REACCIONAR para neutralizarlos quitándoles atención – foco – e importancia. De esto se trata liberarse de la resistencia, en este caso, a “defender” nuestra posición.

Entonces, dejemos que el otro SEA aunque nos incomode. Convirtámonos en AIRE – metafóricamente hablando – y convirtamos al oponente también en aire. Adónde vieron que el aire pudiese atacar o agredir al aire?  Por más que lo pensemos….no es fácil atacar al aire. Por lo tanto, seamos invisibles como el aire ante quien demuestra inconsciencia, y nada podrá destruir nuestra integridad.

La única forma en que logran verdaderamente atacar es cuando NOSOTROS PERMITIMOS QUE ESE ATAQUE NOS LLEGUE.

Volvemos así a la ELECCIÓN CONSCIENTE. Podemos optar por: dejarnos guiar por el ego y responder bajo la misma frecuencia – tóxica – o ELEGIR que UN ATAQUE DE ALGUIEN INCONSCIENTE NO TIENE VALOR PARA NOSOTROS, Y POR LO TANTO, ES IRRELEVANTE.

Una aclaración importante: lo que es IRRELEVANTE, de ninguna manera es LA PERSONA, sino su actitud, su comportamiento, su falta de conocimiento de lo que hace, su inconsciencia. NO ELLA / EL.  Este es solo un aspecto de su personalidad – ego – que lo atrapa y por el que siente que debe PELEAR POR UNA PORCIÓN DE PODER. Porque, entre otras cosas, los ignorantes creen con vehemencia que el poder es externo a ellos.

Siempre tener presente que, o nos movemos con decisiones y acciones HACIA lo que deseamos lograr (positivo) o nos movemos para ALEJARNOS de una situación dada que es negativa, ya que NADA en el Universo permanece INMÓVIL, aunque así la apariencia nos lo muestre.

La enorme desventaja que se corre al contestar al adversario o agresor (perder el control, dejarnos dominar por el ego que tiene ases en la manga como el orgullo, la razón, etc) es que cada vez que NO ELEGIMOS mantenernos en el eje y por ende, vamos por la venganza o revancha, nos alejamos enormemente de nuestros deseos y sueños. Dejamos de creer en nuestro Poder interior y caemos en un círculo vicioso: nos perdemos a nosotros mismos y perdemos TIEMPO, que es el único recurso NO RENOVABLE verdaderamente que existe en la naturaleza, para quienes vivimos confinados en la espacio-temporalidad.

Es por eso que la única forma SANA de “ganar” de antemano y lograr seguir el camino SIN JUZGAR es NO INVOLUCRARSE en el drama que el otro precisa desplegar ante nosotros y al que nos invita a participar como protagonistas. Utilicemos cualquier experiencia negativa con otros como un catalizador, como la verdadera lección que ES.

Observaremos que muy pronto, ante nuestra negativa a entrar en terreno pantanoso e inútil, la otra persona PIERDE INTERÉS en dar pelea O SE RETIRA, con cierto grado de incredulidad…Por qué? Porque se habrá visto en un ESPEJO (nosotros) que le devuelve una imagen NO DISTORSIONADA DE ELLA MISMA, y por lo tanto, a su ego no le queda otro remedio que darse por vencido….e irse a buscar pelea a otra parte….No me creen? Pruébenlo!

Obviamente, podríamos indicarle a quien agrede – si el caso lo permite – adónde reside el error de su actitud. Pero si esta posibilidad está presente, NO DEBEMOS HACERLO DESDE EL LUGAR DE LA VENGANZA O ACTITUD DE REPECHAJE, O DESDE la modalidad ·YO TENGO LA RAZÓN, por eso TE ENSEÑO . Porque si esto ocurre, solo le habremos dado de comer material esta vez a nuestro ego para seguir pavimentando su camino en Nuestro interior, a través de haber caído en una actitud inconsciente estilo: YO GANÉ.

Aprendamos entonces a reconocer que las interacciones humanas no son guerras ni juegos. Son canales de reconocimiento, extensión, conocimiento y crecimiento continuo. Comunicar ES la clave.

Por eso, permanecer Presente es como un elixir mágico, y el cerebro y su función principal (mental) acompañan el proceso cuando elegimos pensar y actuar a nuestro favor, es decir, protegiendo nuestra psiquis.

Además, lo que aparenta ser una “debilidad” de nuestra parte al ACEPTAR lo que ES, es en realidad una concentración de enorme Poder y capacidad de transmutación (polarización) de fuerzas: de negativas a positivas, sin accionar, sin hacer nada, simplemente NO HACIENDO.

Habremos logrado así la tan mentada ALQUIMIA ESPIRITUAL. Cómo? A través de ACEPTAR LO QUE ES, NO RESISTIR, NO JUZGAR Y SOLTAR, lo que habrá sacado a la luz y reforzado TODAS nuestras habilidades: mentales, físicas y psíquicas. Ya que ser espiritual está directamente relacionado con el dominio pleno de estas 3 instancias del Ser.

TODAS nuestras relaciones serán afectadas positivamente mediante el enorme Poder de la NO RESISTENCIA, manifestado en estas consideraciones:

  • NO JUZGAR
  • ACEPTAR LO REAL
  • ESTAR PRESENTE
  • RESPONSABILIZARSE
  • ELEGIR PENSAR Y ACTUAR SANAMENTE
  • SOLTAR

La realidad es que SI NO ACEPTAMOS LO QUE ES TAL COMO ES, no seremos capaces de ACEPTAR A LOS DEMÁS TAL CUAL SON. Estaremos tentados de juzgar, criticar, etiquetar, dividir, obligar, etc. 

El ego siempre querrá CORREGIR, INSTITUIR, DESEAR CAMBIAR A LOS DEMÁS, ETC. Pero NO es nuestro trabajo cambiar a la gente.

Cambiemos nosotros al nivel de lo que queremos ver reflejado. Es un trabajo constante, de estímulo del Ser sobre el ego, de ELECCIÓN CONSCIENTE.

Los lóbulos pre-frontales de nuestro cerebro – ejecutores, creadores – pueden neutralizar los miedos que surjan a medida que vayamos internándolos en los cambios. Procesos químicos como la segregación de mayor cantidad de oxitocina (neurotransmisor) se irán produciendo en el organismo a medida que reforcemos la creencia en un estadío superior de la conciencia, y por ende, actitudinal.

Además, una vez que iniciamos esta cadena de elecciones y observamos sin juzgar patrones nocivos de comportamientos inconscientes en nosotros y en los demás, a la larga, quienes ven nuestra NO REACCIÓN, terminarán elevando ellos mismos su propia consciencia y de esta forma habremos cumplido el papel de ABRIR caminos, ventanas y puertas, crear puentes y posibilidades diferentes, más creativos y sanos y por ende mucho menos dolorosos. Habremos sentado las bases para difundir el Amor.

Es importante recordar que NINGÚN CAMBIO es inmediato y que NO EXISTEN LOS ATAJOS en el camino de elección consciente. Puede ocurrir una transformación súbita en un tiempo relativamente corto, pero lo más indicado para el Espíritu es dejar que las cosas tomen su propio cauce. Permitamos así que el CAMBIO OBRE EN NOSOTROS en forma paulatina, ya que los viejos patrones de conducta, pensar y proceder serán los últimos en retirarse….Después de todo, convivieron con nosotros por muchos años y el cerebro no está interesado en discontinuar ciertas comodidades y beneficios que estos patrones nos hayan – inconscientemente – brindado.

Continuemos reforzando este camino. No será fácil algunas veces pero….no es imposible y se torna divertido una vez que uno traspasó la puerta del ego y se encontró con el poder Interior del Ser, con su Mejor Versión. Todo tiende a tornarse en un banquete de observaciones que brindan más distensión, paz y alegría.

Elegir NO RESISTIR es un escalón gigante dado hacia la conquista del Ser, le encontraremos el sentido a la frase “Conócete a tí mismo” que Sócrates pregonaba como el Principio de Principios de la Sabiduría. 

Focalicémonos entonces en RENUNCIAR a devolver cualquier actitud negativa, tanto desde el plano psíquico como físico. Observemos entonces cómo el CONTROL ES NUESTRO CUANDO SOLTAMOS….Y SINTAMOS PROFUNDAMENTE LOS CAMBIOS POSITIVOS QUE ESTO ATRAERÁ A NUESTRA VIDA.

Que no es fácil? Sí lo es. Cuando ELEGIMOS QUE ASÍ SEA. 

Seamos gentiles con Nosotros. Seamos nuestros mejores amigos, los actores de nuestras propias Obras. 

Solo se vive una vez….dicen. Hagamos que nuestra vida sea un gran evento festivo, un acontecimiento de Gran Magia y Ritmo Cósmico.

Una aventura, un pasaje al color y la risa.

Creamos en Nuestro Poder Interior.

Y aprendamos por fin a Ser Felices.   Mónica Arias

“La suprema Excelencia consiste en romper la resistencia del enemigo sin presentar batalla” Sun Tzu.

Artículo publicado en la Revista ConVivir Nª 35 – Apartado Sumario http://www.convivirgrupo.com.ar/main_boletin.htm

 

 

Mónica Arias “Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos…Vos!”

NEURO-LIDERAZGO – AUTO-COACHING – MARKETING EMOCIONAL  

 

contacto@monicaarias.com.ar – www.monicaarias.com.ar 

Cel 155-937-3158 – Skype: monica-m-arias.

 

 

 

 

 

 

Cerebro, Liderazgo y Poder de elección consciente.

CEREBRO

No es secreto ya que las emociones negativas – rabia o bronca, angustia prolongada, etc – provocadas por los pensamientos negativos, deterioran y hasta bloquean nuestro sistema inmunológico. Tampoco lo es que el nivel, cantidad y variedad de enfermedades siga en aumento precisamente por eso, y en todos los ámbitos, especialmente el laboral. Una solución? Ejercitar nuestro poder de elección consciente.

Según un estudio realizado por el Departamento de Neurociencias de la Universidad de Columbia – USA – en el año 2013 – se comprobó que se necesitan 4 pensamientos positivos para neutralizar – dejar sin efecto – un solo pensamiento negativo. Es decir, el cerebro debe esforzarse mucho más en forma consciente, para elegir virar los pensamientos hacia otros mejores y generar mayor bienestar físico-psíquico.

Por otro lado, un excelente trabajo de investigación realizado también en el 2013 por la Organización Panamericana de la Salud, sobre la Salud Mental en América Latina y el Caribe con vistas al 2020, a tan solo un lustro por delante, revela estadísticas para nada halagüeñas. Se estima que las enfermedades mentales en la región continuarán en aumento y para el año 2020 habrá cerca de un 30 % más de personas que sufrirán diferentes tipos de enfermedades psíquicas, entre las cuales la depresión y distintos tipos de demencia serán las más comunes.

En las Observaciones finales de la investigación, cuyo link adjunto más abajo, estos son los puntos más destacados:

  • Creciente deterioro de la salud mental especialmente en la población infantil y en las mujeres de edades diversas.
  • Clara tendencia al crecimiento del caos mental, disminución de funciones cognitivas y ejecutivas en la población en general.
  • Tendencia creciente y sostenida de enfermedades como la depresión, el diagnóstico bipolar y el Alzheimer (población en su mayoría menores de 30 años).

http://www.paho.org/per/images/stories/FtPage/2013/WHO-AIMS.pdf

Si además nos animamos a observar el “mundo” actual de las Empresas, donde los Líderes están sobrecargados de responsabilidades, y no parecen encontrar salida a su sobrecarga de stress crónica (síndrome Burn-Out), este porcentaje con seguridad – y lamentablemente – será superior.

Estos problemas humanos se acentúan porque casi todos ellos tienen raigambre emocional. Y la realidad es que no nos han enseñado qué son, cómo influyen en nuestro comportamiento y cómo controlar nuestras emociones. Por eso, la forma en que elegimos comunicarnos – tanto en el ámbito laboral desde el Liderazgo como en el privado – genera emociones fuertes, muchas veces negativas o tóxicas. Y esta toxicidad se hace crónica y se convierte en un círculo vicioso…Creemos que no hay salida, pensamos siempre igual…

multitasking STRESS3

Entonces, cómo salir de la “trampa emocional tóxica” y transformar la comunicación para lograr un liderazgo natural que inspire a las personas a ser y dar de sí lo mejor? En principio, siendo conscientes de la limitación que produce, física y psíquicamente, un liderazgo que no es auténtico (cuando no somos auténticos con nosotros mismos). Es decir, un liderazgo que no fundamenta sus principios y gestión en elevar la calidad de vida de los equipos que lidera, basado únicamente en el logro de objetivos o metas.

Sobre los nuevos paradigmas en Liderazgo hay mucho para decir, y estaré compartiendo más en sucesivos artículos. Lo importante es notar que se puede aprender a sentirnos y comunicar mejor,  y en este sentido, descomprimir el cerebro, por ende llevarnos mejor con Nosotros mismos, es el primer paso hacia el logro de un balance emocional sostenido.

Un pregunta interesante y recurrente es: Por qué si cambiar nuestro pensar genera mayor bienestar, no lo hacemos? (Nuevamente, las respuestas son múltiples y en sucesivos artículos compartiré más información sobre los mecanismos que generan todo tipo de adicciones en nuestra vida).

Una forma simple – y no por ello reduccionista – de contestar esa pregunta y explicar por qué resistimos los cambios y cómo se enquista este mecanismo tóxico en nuestra vida es la siguiente:

Nos aferramos a – es decir, no queremos abandonar, por la razón que sea – nuestras historias sobre “cuántos problemas hemos tenido o tenemos en la vida, hemos atestiguado o “padecemos” en el quehacer diario laboral, etc”, lo cual nos mantiene focalizados en lo negativo en forma continua. Y es sabido – y ya comprobado por la Neurociencia – que en lo que nos focalizamos es aquello que repetimos….

Esto por supuesto nos enoja… y manifestamos ese enojo expresándolo hacia el “mundo” (la culpa es de …) porque seguimos creyendo que es “el mundo” el que “nos hace enojar”.

Ahora, esa bronca interna, no desaparece, permanece,  la masticamos o peor, la rumiamos por dentro, afectando así directamente nuestra capacidad de procesar y digerir TODO: desde la comida que ingerimos diariamente, la habilidad de sus nutrientes para realizar su labor en el cuerpo, hasta el amor que nos brindamos, que por supuesto rechazamos inconscientemente.

En síntesis: Nos cerramos, comprimimos, ajustamos, contraemos, para protegernos….”del mundo”, porque sentimos MIEDO. Y ese miedo afecta directamente nuestros sistemas circulatorio, digestivo y endócrino. Las “cosas” NO fluyen, simplemente porque nosotros NO fluimos …Nos quedamos atascados como en un cuello de botella y dentro de nuestra caparazón, comprimiendo y ahogando el sentir de nuestros corazones… Nuestra circulación se hace lenta y nos fastidiamos….Y esto en los Líderes se manifiesta en forma dramática con altos índices de stress cuando la urgencia de las metas a cumplir no se hace esperar y los conflictos emergen cada vez con mayor fuerza.

Cómo se involucra el sistema endócrino en este circuito? El sistema endócrino produce hormonas que regulan nuestro metabolismo así como nuestro crecimiento y desarrollo. También regula las funciones de los tejidos, la reproducción y el descanso (dormir – soñar). Consiste en un conjunto de varias glándulas fundamentales y órganos asociados a ellas, como las glándulas pituitaria, tiroides, suprarrenal, el páncreas y los ovarios / testículos. Además, el sistema endócrino afecta prácticamente cada órgano y célula de nuestros cuerpos!

Por efecto, si nuestra digestión no se realiza en forma armónica y nuestra circulación es limitada, el sistema endócrino funcionará en forma deficiente, comprometiendo las funciones naturales de todas las glándulas y órganos que lo componen. Se generarán así demasiadas o muy pocas hormonas que sirven para regular las funciones corporales con éxito. El sistema se des-compagina, siendo la carga eléctrica más importante que precisa nuestro cuerpo para lograr un balance sostenido en sus funciones orgánicas. Y qué es lo que dirige nuestro sistema endócrino? Adivinaste: nuestros pensamientos, que provocan nuestras reacciones físicas – acciones – y expectativas basadas en las “historias repetitivas de problemas o dramas” a las que nos pegamos y aferramos, sean estas reales o imaginarias, ya que el cerebro no distingue entre la realidad y la imaginación.

Por lo tanto, el Poder de elección consciente con el que TODOS contamos, consiste precisamente en observar este comportamiento de la mente, y simplemente elegir otra forma de pensar. Porque aquella tóxica no nos sirve.

Simple decirlo, difícil lograrlo, porque somos seres de hábito, y una vez que arraigamos un hábito negativo en nuestro pensar y comportamiento, el nuevo proceso de desandar el camino nos resulta desconocido y por eso, lograr el cambio no es sencillo. Por qué? Porque el cerebro básicamente cumple la función de lograr nuestra supervivencia y ama la comodidad, por eso, las novedades lo aterran.

La buena noticia es que re-programarlo no es imposible, porque también el cerebro es “elástico”. Es decir, una de sus mayores funciones se llama Neuroplasticidad, y consiste en la capacidad de las neuronas en adaptarse a nuevas “reglas de juego”, a crear nuevos canales neuronales o caminos – redes hebbianas – que nos permiten justamente, mantenernos firmes en la elección de cambio realizada.

Entonces, si queremos llevar adelante vidas más sanas, debemos en principio:

  • Abandonar nuestras “historias repetitivas de dramas o malestares vividos” , tanto en lo verbal como en su permanencia en nuestra cabeza, y estar dispuestos a ser libres y felices. Empezando hoy.
  • Entrenar nuestro cerebro para crear nuevos caminos neuronales – redes hebbianas – y sinapsis – conexiones entre neuronas – que nos habiliten a sentir mayor bienestar diariamente.
  • Observar y detectar sin juzgar aquellas memorias alojadas dentro nuestro que nos hacen reaccionar en forma automática (patrones mentales negativos recurrentes) y que nos provocan gran malestar. Entonces podremos lograr el estado del “fluir”, nuestros cuerpos estarán plenamente comunicados y sincronizados con todos los sistemas y la salud plena tendrá una oportunidad de establecerse por más tiempo.
  • Pedir ayuda si nos damos cuenta de que la precisamos.
  • Limpiar o depurar nuestros cerebros periódicamente.
  • Sincronizar con formas simples de humor diario.

Como una creación, la elección y dirección conscientes son nuestras, nos pertenecen, así como nuestra respiración, y por ahora, al igual que esta última, no están aranceladas… La pregunta es: estamos dispuestos a deponer nuestras propias espadas e iniciar un cambio de hábitos?

Nuestros cerebros – órganos holísticos o interconectados – precisan, como cualquier otro órgano, depurarse y limpiarse a menudo para funcionar mejor y comenzar un proceso de cambio en la forma de comunicarnos con nosotros mismos y con los otros.

Entonces, si elegimos finalmente dejar de lado los patrones negativos de pensamiento, podremos poco a poco eliminar toxinas y lograr mayor bienestar corporal y psíquico mediante – en principio – la depuración cerebral, que no excluye al humor como catalizador natural y transformador instantáneo de la “realidad”. Este es un primer paso, simple, pero importante.

Cómo empezar ya mismo a limpiar tu cerebro y sentirte mejor?

Enviame un email a contacto@monicaarias.com.ar  escribiendo en el tema la palabra Regalo y con gusto te enviaré la Dieta Detox Cerebral básica de cortesía para que la comiences a practicar ahora.

Tu cerebro, mente, cuerpo y espíritu te lo agradecerán.

Que tengas una hermosa Vida! Mónica Arias.

 

 

“Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos…Vos!”

www.monicaarias.com.ar – contacto@monicaarias.com.ar -Skype: monica-m-arias