Acerca de Mónica

titulo_monicaariasargentina_2

Mi nombre es Mónica María Arias, y soy Experta en Comunicación de Excelencia.

En realidad, les debo este “título” a mis clientes, a quienes tuve el privilegio de asistir durante mi labor corporativa en áreas de Venta y Servicio al Cliente en Empresas internacionales de Lujo y Premium durante más de 20 años. Fueron ellos quienes me “bautizaron” apreciando mi labor y la interacción humana y comercial que establecimos durante años.

Cómo podríamos definir la Excelencia?

Una definición de Excelencia a la que adhiero es la de Aristóteles, quien sostenía que: “Somos lo que hacemos repetidamente. La Excelencia, entonces, no es un acto, sino un hábito”.

Desde mi punto de vista, Excelencia es además, la calidad óptima de comportamiento y actitud de servicio que agrega valor en forma constante, sosteniendo y enriqueciendo las relaciones humanas en todas sus expresiones. Nos permite reconocer y aprender de nuestros errores, mientras modificamos nuestro comportamiento cuando es necesario.

También significa elegir una actitud de servicio que enaltezca, ayudando a las personas en nuestra vida privada y laboral a conectar con lo mejor de Sí Mismas: emociones de valoración, apreciación y respeto.

Mi experiencia con la Excelencia empezó allá lejos y hace tiempo… (clickee aquí para continuar leyendo)

monica ariasMe casé siendo adolescente aún. Tuve la bendición de traer al mundo a mis dos maravillosos hijos cuando aún era todavía muy joven. Luego de seis años, mi matrimonio terminó. No viene al caso exponer las razones del fracaso aquí, pero confieso que mi vida, tal como la había experimentado hasta entonces, dio un vuelco radical.

De repente me encontré sola, sin dinero y sin trabajo, quebrada (en todos los sentidos) y con la enorme responsabilidad de la crianza de mis dos hijos como madre/padre, por mi cuenta. Nuevamente, los detalles de cómo y porqué sucedió todo de esta manera, no tienen importancia hoy.

Así, comencé a caminar el difícil y solitario camino como jefa de familia, a cargo de todo: mis hijos (que tenían 2 y 6 años en aquel entonces), su crianza, salud, educación, comida y refugio. Tuve que re-construirme, sanar interna y externamente para poder continuar mi vida y la de mis hijos, sin contar al comienzo con ninguna ayuda. A pesar de todos los embates emocionales y los desafíos e innumerables obstáculos que encontré en mi camino, aprendí a avanzar en forma lenta, pero segura, porque mis hijos eran – y siguen siendo – mis faros…

Estaba aterrorizada y confundida, y por eso cometí muchos errores…algunos inclusive muy importantes, debido a mi ignorancia de aquél entonces. Pero logré sobreponerme, rindiéndome a una fuerza en mi interior que me susurraba que todo estaría bien, de alguna manera. Fue durante aquellos años tan duros que gané la experiencia interior de reforzar mi conexión con Dios( lo que sea Dios signifique para Ustedes y la “forma” que adopte El / Ella en su corazón) logrando más confianza en mí misma, lo que me permitió poder ayudar con pequeños consejos a quienes necesitan aprender el valor de sus preciosas, increíbles y gloriosas vidas.

Luego del divorcio, y dándome cuenta de que ahora todo dependía de mí, una mañana tomé a mis hijos de la mano y me fui al centro comercial de la zona donde vivíamos- Me ofrecí en los negocios minoristas para: organizar stock y mercadería en exhibición, re-acondicionar las vitrinas, envolver paquetes para regalo (La Navidad se acercaba entonces) y otras tareas como acomodar y ordenar papeles administrativos.

Ese mismo día, obtuve mi primer cliente, quien me ofreció trabajo parcial y comenzó a enviarme canastas y productos para la próxima Navidad.  Así, mis hijos y yo empezamos a vivir debajo de pilas de papel regalo y cintas de colores, botellas y cajas que se amontonaban en casa para armar las canastas Navideñas y envolverlas en papeles transparentes, envolver botellas para regalo, realizar moños gigantes, etc.  Mi hijo mayor todavía recuerda la alegría de ayudarme con cada pedido del cliente.

Como toque personal, en cada canasta, incluía una tarjeta hecha a mano, con una frase motivadora que elegía de algunos de los libros de mi biblioteca. Un recuerdo simple para que cada persona que la adquiriera, reforzara la realidad de que su vida era como esa canasta: llena de color, de alegría, de sorpresas, de plena abundancia para compartir…

Aquellos fueron – sin tener plena consciencia entonces – mis primeros pasos en la Excelencia en Ventas y el mejor Cuidado y Servicio a Clientes.

Un par de años más tarde, empecé a trabajar en un Banco internacional – mi primer trabajo formal – y mi carrera en Ventas y Servicio al Cliente en la industria del lujo comenzó a crecer en forma exponencial….Todo, absolutamente, gracias a haber discernido y elegido permanecer en la filosofía de vida que siembra siempre lo mejor en nosotros y cosecha siempre lo mejor de los demás: la comunicación de Excelencia.

Si lo desea, siéntase libre de visitar esta sección sobre mi Educación Continua

 

Por qué soy Experta en Comunicación de Excelencia?

Una de mis clientes me dijo en una oportunidad: “Mónica, es necesario que entiendas que tus clientes no te traemos presentes por razón de tu escritorio ordenado o tu buena presencia. Realmente es un placer hacerlo por Quien Sos y por la forma en la que nos hacés sentir cuando estamos con vos…Sos una verdadera Experta en Excelencia!”.

La verdad que no estaba consciente del enorme poder de esta frase, pero a medida que fue pasando el tiempo, fui recibiendo más elogios de mis clientes: “ Mónica, vos deberías trabajar por tu cuenta, ayudando a Empresas y especialmente a Líderes y personal de venta a trabajar como Vos, porque sos una verdadera Experta en Excelencia”

Guau! Confieso que no era fácil para mí aceptar este “título” al principio. Dudaba y no me sentía muy cómoda internamente, me parecía algo exagerado y “muy grande”. Sin embargo, luego de un tiempo y de varios comentarios similares de mis clientes a través de los años, terminé aceptando este “título” de buen grado, ya que la comunicación de Excelencia – no la perfección –  es el fundamento de mi filosofía de vida y de trabajo.

Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos…Vos!

Mónica María Arias

www.monicaarias.com.ar © 2011 Monica Arias Todos los Derechos Reservados | Registrado en Argentina