Problemas con tus equipos? Aprendé a expresarles tu Gratitud.

 

“La gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás”
Cicerón.

Cuánto tiempo pasará hasta que por fin te des cuenta de que el éxito como líder no depende de tu “técnica” o tu formación, sino en cómo lográs relacionarte con tus equipos? Una de las mejores formas de incrementar tu influencia es aprender a expresarle a cada persona tu genuina gratitud. El primer paso es ser honesto/a con Vos Mismo/a: Sos capaz de sentir y expresar verdadera gratitud? Para experimentarla no hay secretos. Simplemente se logra a través de un proceso inicial de aceptación sobre lo que definitivamente es necesario que cambies en tu gestión.

Hablemos de gratitud. El sentirse agradecido/a no es una elección simple, aunque es sumamente necesario aprender a practicarla. Es uno de los sentimientos más sublimes, porque en su raíz yacen valores éticos y un profundo reconocimiento del cambio inminente que es preciso hacer. Es transformar la mirada y el paradigma: salirnos de nosotros mismos y empezar a observar con humildad qué es lo que ocurre en nuestras relaciones y cuánto hay de nuestra parte para que así sea.

Es decir, la gratitud es como un “grabado en piedra” interior que nos obliga a dejar de lado una concepción egocéntrica de la gestión.

Pero qué es la gratitud? La definición más simple es que es un sentimiento de alto aprecio y valoración por todo: tu vida, tu salud, tus afectos, tus experiencias, tu trabajo, tu entorno, las personas que liderás, y agregale lo que vos quieras… Es vivir en un estado de reverencia, para cada quien distinto, pero sumamente profundo, que elimina el narcisismo, poniendo el foco en reconocerse humildemente vulnerable y con necesidad de aprender a desaprender lo que ya no sirve más.

Algunos piensan que ser agradecido se equipara a generar una “deuda moral con quien nos hace bien”…Sin embargo, ser agradecido no implica un “cálculo” o “trueque”. Todo lo contrario: es sumergirse en una dimensión interior donde se revisa exactamente qué pensamientos y emociones se estuvieron anidando durante suficiente tiempo como para lograr una forma de ser y hablar que no está dando los resultados deseados, en este caso, coordinar acciones eficaces con los equipos.

Un efecto altamente positivo y directo del sentimiento de gratitud es un estado mental de quietud y paz que sirve como fuente de creación de nuevas posibilidades. Cuando esto sucede, nuestros tres centros neuronales: cerebro, corazón y vísceras, están en armonía y generan neuro-transmisores (células que funcionan como mensajeros químicos) como la oxitocina y la serotonina, cuya función es brindar inmediato bienestar psico-físico.

Para lograr sentir y expresar gratitud, lo primero que te sugiero es empezar a pensar en todas las dificultades y obstáculos que has atravesado y resuelto. Esa es una forma simple de reconocer no solo el inmenso valor de haber superado esas pruebas, sino también de la ayuda que seguramente recibiste de otros seres para lograrlo.

Porque no somos islas…sino seres tribales. Precisamos el contacto con otros seres para continuar creciendo y expandiéndonos, en todos los ámbitos. Y el ámbito laboral, hoy más que nunca precisa reconocer esta realidad y poner en marcha estilos de gestión inclusivas y honestas, con visión grupal pero cuidado individual.

Según un estudio que llevó a cabo el Institute of Heart Math (USA) las personas agradecidas mejoran el funcionamiento de su corazón, tienden a enfermar menos y son, en general, más felices y generosas.
Además, han comprobado que difícilmente dan cabida a pensamientos y sentimientos negativos como el resentimiento o la envidia. Son capaces de sentir genuina gratitud, precisamente porque eligen ver lo mejor de cada persona e interactuar desde esa visión interna.

Aquellos Líderes que aprenden a auto-gestionar sus emociones, reconocen que la ayuda mutua es un valor importante y por eso son capaces de pedir ayuda cuando lo precisan, apreciar la ayuda que reciben y brindarla a otros en todo momento.

Por otro lado, expresar gratitud diariamente en el trabajo es clave para descubrir puntos ciegos en la comunicación, e invitar a cada persona a expresar sus emociones en un marco de respeto y valoración mutuos.

 

He aquí algunos dichos sobre la gratitud que espero te inspiren a la auto-exploración y te animen a practicarla en forma diaria con tus equipos:

“La gratitud descubre la riqueza real de la vida. Porque puede tornar lo que tenemos en suficiente, y aún más; lo que resistimos en aceptación; el caos en orden; y la confusión en claridad. Puede tornar una comida simple en un banquete, una casa en un hogar, y un extraño en amigo.” Melody Beattie.

“Desarrolla una actitud de gratitud diaria, y da gracias por cada cosa que te sucede, sabiendo que cada paso hacia adelante es un escalón al logro de un estado más expansivo y mejor que tu estado actual.” Brian Tracy

“Date a tí mismo el regalo de 5 minutos de contemplación reverencial de todo lo que ves alrededor tuyo. Sal de tu casa y pon atención en los innumerables milagros a tu alrededor. Este ritual de 5 minutos diarios de apreciación y gratitud te ayudarán a focalizarte en cuán inmensa es la reverencia que debes al regalo de tu vida.” Wayne Dyer.

“Cuando nos focalizamos en el agradecimiento pleno por todo, la ola de decepciones se retira y la marea del amor fluye.” Kristin Armstrong.

Cuánto hace que no sos agradecido/a? Aprendé a agradecete y a agradecer, y disfrutá de liderar con Excelencia, porque la Joya, sos…Vos!

Mónica M. Arias

contacto@monicaarias.com.ar – Skype: monica-m-arias

0054911-5937-3158

 

Ud. marca la diferencia con Emotional Selling.

A qué profesional de la venta no le gustaría lograr resultados y llegar a sus metas anteayer? No busca todo vendedor profesional aprender un sistema que le de resultados instantáneos?  La respuesta es: ¡Por supuesto! Sin embargo, ningún sistema de venta profesional deriva en la venta instantánea. Estas existen, sí, pero son esporádicas, las demás se ganan estudiando y trabajando en ellas. Con Emotional Selling Ud. marca la diferencia.

El mundo está cambiando a velocidades enormes – como siempre lo hizo –  y da saltos inesperados cada vez con mayor frecuencia…

Las empresas siguen esa tendencia global de grandes cambios y se adaptan a medida que estos aparecen. La ciencia ha comprobado que somos seres 80 % emocionales y que solo un 20 % de nuestro comportamiento es racional. Aún así, mucha gente descree sobre la importancia de estudiar el funcionamiento básico del cerebro y la mente y cómo influyen las emociones, especialmente a la hora de tomar decisiones de compra.

La realidad es que hoy, a pesar de nuestra experiencia y éxito – especialmente en ventas –  no nos alcanza con lo aprendido…es preciso continuar nuestra educación con cursos, libros, videos de neurociencia, ciencias auxiliares y ritos ancestrales, aprender neuro-psico-biología, neuro-economía, estar al tanto de los avances e informes científicos, conocer los postulados de la psicología positiva, y todo lo que esté a nuestro alcance que impacte en nuestra capacidad de dar respuesta a los desafíos cada vez mayores que el Siglo XXI trae aparejados.

El ambiente en que vivimos nos está causando un estado de enorme stress y de competencia descarnada, que ya no tiene sentido. Nuestro centro amigdalino-emocional ha controlado nuestro comportamiento tal vez sin saberlo por muchos años (a nivel inconsciente). La buena noticia es que hoy podemos acceder a información y herramientas simples y fáciles de practicar para controlarlo.

La venta emocional (Emotional Selling) es un proceso personal, lento y paciente, porque se afianza en conocer con el mayor detalle posible cómo verdaderamente somos, cómo es nuestro mundo emocional, saber cómo funciona básicamente la mente, cómo se comportan los clientes y cuáles son las emociones más significativas que detectamos en ellos, de manera de acceder a un espacio de confianza mayor para lograr un nivel de conversaciones que no solo agregue alto valor, sino también excelentes resultados a largo plazo.

Es nuestra capacidad de relacionarnos en forma inteligente, desde un vínculo donde la emocionalidad sea su puente, lo que nos permitirá elaborar conversaciones valorativas o de Excelencia, tanto en nuestro diálogo interno como en los que entablemos con otros. Y la venta, bien lo sabemos, se afianza en las conversaciones que mantenemos con los clientes.

La verdad es que interiormente, y a pesar de que esto suene muy “woo-woo” o tirado de los pelos, todos compartimos la misma esencia: somos humanos, y estamos sujetos a emociones, turbulencias y cambios que nos suceden y muchas veces nos sorprenden sin estar preparados, es decir, nos agarran “mal parados”.

Aprender a lograr un eje emocional equilibrado de fusión cerebro-corazón-vísceras, mantener una actitud positiva, practicar inteligiencia relacional y acceder a nuestro neocórtex o corteza cerebral y a su centro planificador y ejecutor (lóbulos pre-frontales) son pilares de la venta emocional que necesitamos para efectuar cualquier cambio positivo en nuestras relaciones y resultados y sostenerlo en el tiempo.

Por qué?  Porque queremos trabajar a nuestro máximo potencial y esto no será posible sin la ayuda de nuestra mente más evolucionada, que es justamente el neocórtex.

En la venta emocional o Emotional Selling, el valor agregado está garantizado por Usted como experto en venta y representante de su firma y los productos/servicios de alta calidad que ofrezca.

La confianza creada en cambio, no es instantánea ni implica fidelidad: es una construcción permanente, basada en las emociones pero planeada en el neocórtex…

Por eso Emotional Selling no es una “moda” o nueva “tendencia”. Es un sistema probado de logro de objetivos concretos y medibles, que aprovecha el “momentum” y prevee un trabajo inside-out con pasos simples para comunicar alto valor y “permanecer” más tiempo en la mente del cliente. Usted tiene la llave para crear su propio estilo de venta emocional…

Por supuesto existen otros sistemas más rápidos, más agresivos, que también generan ventas. Y hay también precios que se pagan por elegir un camino u otro…

El que pagamos por aprender y aplicar Emotional Selling es el TIEMPO que nos lleva el cambio de paradigma y la práctica del sistema, y una cuota considerable de resistencia y aceptación en absorberlo, hacerlo propio, moldearlo a nuestra forma y aprovechar todos sus beneficios.

Pero también hay un precio para la venta rápida o instantánea, porque esta “ruta” está hiperpoblada de tránsito “pesado”. Tanto que rápidamente nos cansará, deteriorará nuestro estado anímico y eventualmente se volverá una vía obsoleta…pronto será preciso encontrar rápido la salida…

Con todo, no existen garantías – nadie puede dárselas – y tampoco hay una “píldora mágica” que provea resultados inmediatos.

Tampoco se trata de aplicar reduccionismo técnico, es decir, estudiar un par de técnicas y estrategias y aplicarlas.

Emotional Selling es una siembra…

 

Se imagina superándose a sí mismo y sus objetivos en forma previsible y sistemática? Qué anhelos podría cumplir si así lo hiciera?

Una vez que inicie el camino hacia donde quiera llegar (la venta es una profesión fascinante porque no tiene techo como Ud ya sabe) y afiance su mundo emocional interno, moldeando su trabajo poco a poco, sepa que habrá elegido el camino más largo y lento…por ende, aquel del cual podrá cosechar más satisfacciones personales y laborales a largo plazo.

Si te gustó el artículo y querés saber más sobre Emotional Selling, van mis datos de contacto. Muchas gracias!

Mónica M. Arias.

Comunicación de Excelencia, Neuro-Liderazgo y Marketing Emocional

“Descubrí tu Alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos…Vos!”

Skyoe. monica-m-arias – Cel 54911-59373158 – contacto@monicaaarias.com.ar