Neuro-Liderazgo y Bienestar Laboral: Beneficios de gestionar la transformación – Primera parte

screen-shot-2016-09-20-at-6-11-15-pm

Liderar con éxito siempre fue un gran desafío, que hoy se ha convertido en un verdadero Arte con mayúscula. Sin embargo, con los enormes avances científico-tecnológicos actuales, los líderes del Siglo XXI tienen la oportunidad histórica de convertirse en un verdadero activador de cambios, algo así como un mega amplificador, especialmente de emociones y experiencias positivas, tanto para sí mismos como para quienes conforman su universo personal y laboral. Aceptar la necesidad de aprender a gestionar la transformación inside-out necesaria, es el primer paso…

La ciencia ya ha comprobado que todo está ínter-conectado, empezando por nuestros cerebros, es decir, somos seres holísticos por naturaleza.

Por otro lado, vivimos en la cultura de la inmediatez, hija de la era emocional-digital y hermana de la disrupción permanente. Por ejemplo, una serie de disrupciones enormes existen en materia de negocios: ejemplos como Uber, Amazon, Google, Airbnb, Apple y otras empresas, lo demuestran. Los cambios y la inestabilidad son la constante. Y si bien tenemos claro que es bueno cambiar, psicológicamente resistimos los cambios porque nuestro cerebro los traduce como peligrosos para nuestra supervivencia (resabio del cerebro primitivo). 

Hoy, parece que no hay nada establecido que no pueda re-diseñarse y hasta cuestionarse. Las economías apuntan a ser mucho más colaborativas, de hecho existe un movimiento llamado Economía del Bien común (Banca ética) que comenzó en Alemania hace unos años y que ya tiene adeptos en España y varios países.

Un número creciente de paradigmas sólidos se desintegran ante nuestra mirada incrédula, dando paso a mayores disrupciones, que incluyen también el gerenciamiento tradicional de los recursos humanos (dando lugar a la revalorización del cliente interno),  la irrupción del home-office como alternativa al horario de oficina, las monedas digitales y la educación virtual. 

Y en este contexto, se hace indispensable que los  líderes decidan convertirse en ejemplo. Es decir, en una persona más confiable, accesible y coherente, para que a su vez la gente quiera, necesite, desee y esté encantada de seguirlos, contra viento y marea. Se trata simplemente de la energía positiva  que siempre está asociada a un trabajo “inside-out”. Porque el primer valor es el valor que cada quien se da a sí mismo. Y en este sentido, el equilibrio emocional del Líder es fundamental. Por suerte, hoy contamos con herramientas que nos ayudan enormemente a lograrlo.

Aprender a auto-gestionarse, o auto-liderarse, es el primer paso para convertirse en un líder auténtico y en evolución, o lo que es lo mismo, un Neuro-Líder de Excelencia: generador de expansión, de nuevas posibilidades y gestor de alta calidad de interrelaciones humanas. Porque como bien sabemos, nadie puede dar ni compartir aquello que no posee.

Qué significa esto? En primer lugar, significa tener el coraje de estar dispuesto/a a transformar lo que ya “no va más”. Y este proceso comienza cuando el líder decide aprender a escucharse a Sí Mismo/a, a conocerse más, a permitirse el error sin juzgarse, a estar dispuesto/a a reconocer que “no lo sabe todo” y a ser humilde para disponerse al aprendizaje permanente, ya que en este caminar llamado vida, todos somos Maestros y Aprendices. 

La importancia de tomar la decisión de transformarse radica en su valor replicador:  a partir de allí, todo líder puede ayudar a los demás a eliminar miedos innecesarios y trabas en la comunicación que envenenan la atmósfera laboral. Y aquí entra en escena la Comunicación Valorativa, uno de los pilares más avanzados descubiertos por la Neurociencia aplicables al ámbito relacional, y que está revolucionando positivamente las Culturas Organizacionales de grandes, medianas y pequeñas organizaciones.

Porque cuando los Líderes aprenden a comunicar alto Valor, conservando su halo de autoridad natural,  es decir, su Presencia, irradian magnetismo y carisma, ya que la autoridad natural no está ligada al cargo ni a la experiencia adquirida, sino a la conexión íntegra y la relación de alto valor que entablen y consoliden con su grupo, que a su vez respeta y sigue sus indicaciones. 

La base de toda Comunicación Valorativa conlleva un cambio de paradigma. Es el pasaje de la instancia reactiva por miedos e inseguridades (dominio del cerebro primitivo o reptiliano) al aprendizaje de consolidar formas de comunicarse que implican un esfuerzo por revisar patrones nocivos de comportamiento y lenguaje, y re-diseñarlos, para lograr grupos humanos más alegres y comprometidos (dominio del neocórtex).

Incluir Comunicación Valorativa en el día a día laboral, implica comenzar a crear otras vías neuronales (redes hebbianas) ya que nuestros cerebros poseen una capacidad estupenda llamada Neuro-plasticidad, mediante la cual se pueden lograr cambios químicos que implican mayor bienestar pisco-físico en forma sostenida, una vez que dichos cambios se han instalado en el inconsciente (parte de la mente que funciona de manera automática).

Por ejemplo, si estamos “regulados” por grandes cantidades de cortisol o adrenalina (neurotransmisores que emite el cerebro primitivo), estamos literalmente cerrando las opciones expansivas que podríamos co-crear si nos animáramos a establecer vínculos más genuinos y vulnerables con nosotros mismos y nuestros equipos (generación de oxitocina y serotonina, dos neurotransmisores naturales que emite el neocórtex cuando está estimulado y en una atmósfera de reciprocidad, confianza y aprendizaje).

Este pasaje se puede lograr con menor resistencia cuando los Líderes entienden las enormes ventajas de contar con ambientes laborales más inclusivos, alegres y comprometidos, y por ende, mucho más productivos. Así lo han comprobado la ciencia y los innumerables estudios realizados por Universidades de la talla de Harvard: generar felicidad y bienestar laboral implica contar con una visión de trascendencia (mucho más expansiva que la mera meta económica) y que le de sentido a la tarea del Líder, ayudándolo/a a transmitir con el ejemplo esa visión expansiva a su equipo, familia, etc. Aquellas empresas que se animaron a re-diseñar su cultura organizacional son las que actualmente se diferencian del resto y continúan sembrando éxitos en su haber. 

La explicación es simple: A través de co-crear conversaciones de valor que se focalizan en cómo todos juntos (líderes y equipos) pueden ser conscientes de los obstáculos y desafíos diarios, se activa una mentalidad apreciativa de cambio en nuestra química neuronal. Es así como “apagamos” los mensajes neuronales de la amígdala (apéndice del complejo reptiliano-emocional que nos hace reaccionar por miedo) y “encendemos” las conexiones neuronales que alimentan el neo-córtex  (lóbulos pre-frontales, centro de planificación, acción y expansión, que nos habilita a evaluar nuestro lenguaje y acciones).

screen-shot-2016-11-28-at-12-53-22-pm

Este movimiento mental-emocional nos permite tener pensamientos mucho más innovadores en equipo, eleva nuestra empatía hacia los demás, nuestra capacidad de escucha y nos permite un sentido compartido de la realidad diaria. El Neo-córtex pre-frontal, también llamado cerebro “ejecutivo”, nos facilita entablar relaciones con el “mundo exterior y el futuro” y nos ayuda asimismo a reconocer y apreciar nuestras “verdades interiores” por dos motivos: su enorme elasticidad neuronal y su correspondencia con el centro magnético del corazón, 5000 veces más poderoso.

Así, un cerebro regido por coherencia cardíaca también activa los comportamientos que permiten cambiar un paradigma de liderazgo obsoleto (basado en el “YO”)  al  más abarcativo y expansivo centrado en la construcción de un “NOSOTROS” inclusivo y co-creativo.

En el siguiente video subtitulado al Español, el Instituto de Heart Math explica con sencillez esta correspondencia cerebro-corazón.

https://www.youtube.com/watch?v=bkMVqTUQ5kE

Se preguntarán entonces: Por qué es vital animarse a re-diseñar la cultura laboral que ya probó ser tóxica? 

En breve, se los contaré en la segunda parte de este artículo. Mientras tanto, los invito a escribirme a contacto@monicaarias.com.ar si tienen dudas o consultas. Les responderé dentro de las 48 horas. Muchas gracias! Mónica

Mónica M. Arias

contacto@monicaarias.com.ar

Cel: 0054911-5937-3158 – Local: 155-937-3158

Skype: monica-m-arias

Copyright Mónica Arias – 2016

 

 

 

 

10 Formas concretas de mejorar tu auto-confianza

autoestima

Artículo publicado originalmente en idioma Inglés, en la revista Archetypes – www.archetypes.com.

Las personas con alta auto-estima creen firmemente en sí mismas. No se presentan así nomás y actúan su parte inspirando a los demás, también tienen una personalidad agradable, admirada. Por supuesto que tener alta auto-estima no significa no tener miedos, sino enfrentarlos, y aprender a superar obstáculos que el mundo nos presenta. Cuando las cosas van mal, la gente con alta auto-estima posee no obstante paz y satisfacción internas ante las acciones que van tomando para enfrentar los problemas. Son personas positivas que agregan valor al mundo. Vos también podés tener alta auto-estima. Acá van 10 maneras de mejorar tu nivel de auto-confianza:

  1. Sé Amable: Una forma ideal de mejorar tu auto-imagen es dar a los demás un poco de tu tiempo o de tus recursos. Esto te hará sentir muy bien con vos mismo/a y a apreciar tus mejores cualidades.
  2. Vestite bien: Cuando te vestís bien, con seguridad vas a sentirte mejor con vos mismo/a. Actuá el rol de aquel/lla en quien querés convertirte vistiéndote como esa persona lo haría. Cuando te ves bien, y cuidás tu apariencia personal, seguramente mejorarás la forma en que te ves y tu auto-imagen será positiva.
  3. Sé Positivo/a. Pensar en forma positva y rodearte con gente positiva hará que te sientas mejor sobre vos mismo/a. Tu trabajo se lucirá más y las personas disfrutarán más de tu compañía cuando evites dirigirte a vos mismo usando expresiones negativas.
  4. Estate preparado/a. Sentirás más confianza en tus capacidades cuando te hayas preparado de antemano para cualquier desafío que tengas delante. Te sorprenderás a vos mismo/a cuando hayas trabajado en erradicar tus dudas.
  5. Se asertivo/a cuando hables. La gente exitosa tiende a hablar lento y en forma asertiva. Esto demuestra su auto-confianza. También denota que saben de lo que están hablando. A la gente le interesa escuchar a personas idóneas. En vez de hablar rápido, aprendé a pausar tus frases para enfatizar tus ideas. La gente verá el / la Líder en Vos cuando mantengas conversaciones tranquilas, sin nervios ni apuros.
  6. Sé Pro-Activo/a. Cuando tomás la decisión de protagonizar tu rol, estarás emitiendo coraje y confianza en vez de inseguridades y dudas. No tengas miedo de tomar riesgos, pero hacé aquellas cosas que irradian tu energía e ideas. Tomar acción te ayuda a  reconocer tus capacidades y a capitalizar tus fortalezas.
  7. Demuestra Gratitud. Mientras mostrarse agradecido/a o dar las gracias es un simple acto de humildad, tu auto-imagen mejorará cuando puedas mirar hacia atrás y apreciar todas las maravillosas vivencias que tuviste. Llevá una agenda o escribí en un cuaderno todo aquello que te recuerde lo que sí ha funcionado y funciona para Vos.
  1. Buscá el Conocimiento.  La ignorancia no aumentará tu auto-confianza. Pero cuando puedas empoderarte con conocimiento podrás demostrar competencia y relevancia cuando expreses tu opinión. Vivimos en una era donde la información y el conocimiento se puede obtener con facilidad. Participá de conversaciones esclarecedoras. Estudiá e investigá. Hacé el esfuerzo. Es difícil que no te valoren cuando tenés conocimiento y lo demostrás.
  2. Hacé ejercicio. Practicar ejercicios físicos empodera y libera tu mente y te ayuda a mantener una actitud positiva en tu vida. Cuando tu mente está liberada, te sentís bien en tu cuerpo y sobre tu cuerpo. La gente tiende a ignorar la necesidad de realizar ejercicios físicos pero nadie puede negar su enorme poder para mejorar la auto-estima.
  1. Desterrá tus malos hábitos. De a un paso a la vez, identificá los hábitos de los que no te sientas orgulloso/a. Puede ser el fumar, beber en demasía, ingerir comida inadecuada, procrastinar, et. Podés cambiar tus hábitos nocivos reemplazándolos con buenos hábitos, de los cuales te sientas orgulloso/a. Cuando lo hagas, sin duda te sentirás mucho mejor con vos mismo/a.

    Autor:  Casey Imafidon
    Traducción libre al Español de Mónica M. Arias. Noviembre 2016
    Artículo publicado  en idioma Inglés en la revista Archetypes – www.archetypes.com