3 Trampas en la Gestión del Neuro-Liderazgo y cómo evitarlas.

Sabemos que liderar no es fácil y que requiere una personalidad especial que se asienta a medida que se practica y se asume la función: Una persona alineada a altos valores humanos, alguien que entienda que no se trata solamente de maximizar capital o de llegar a metas económicas, sino de co-crear una atmósfera de bienestar para todas las personas que forman los equipos de trabajo.

oops

Aún si solo contamos con un colaborador/a, mejorar en forma sostenida la relación siempre será el trabajo más importante a desarrollar por el Líder, porque es él o ella quien asume este importante rol. Entonces, aprender nuevos conocimientos nos ayuda muchísimo en la tarea, sin embargo, nada nuevo que aprendamos: técnica, sugerencia, lectura, o tip que pongamos en práctica, evitará que cometamos errores.

Es tentador pensar que ser un Neuro-Líder exitoso/a  es una tarea relativamente simple, pero nada más lejos de la realidad.

El problema es que vivimos tiempos de grandes cambios y demasiada auto-exigencia. No son tiempos para que los Neuro-líderes se sientan protagonistas, en cambio, es hora de focalizarse en “ser parte de”, es decir, de participar de los encuentros con los equipos con humildad, escuchando atentamente, y descubriendo cómo re-orientar los valiosos recursos humanos que los conforman.

Porque sabemos también que no todas las decisiones que tomamos serán buenas o las correctas. Y que también nos equivocamos a la hora de comunicar.

 

oops2

Dicho esto, van entonces 3 trampas o errores que todo buen Neuro-Líder deberá evitar si realmente quiere llevar su gestión al éxito, tanto humano como económico, ya que el primero es la fuente del segundo.

  • La trampa del “Yo lo sé todo (cómo hacerlo, cuándo y con quién), por lo tanto, es “a mi manera” o “ahí está la puerta de salida para el que no le guste”. Lamentablemente, este sigue siendo uno de los errores más notables del liderazgo actual, en todas las industrias. Como Líderes, debemos evitar caer en la arrogancia de pensar y actuar como si lo supiésemos todo. Simplemente porque no es verdad de ningún ser humano, y ser omnipotente en este aspecto nos puede costar muy caro.Un Neuro-Líder seguro de sí mismo/a, humilde y colaborador, que aprende a comunicar valorativamente a su grupo, obtiene mucho más de sus equipos que un líder arrogante que piensa que nadie más que él o ella puede saber cómo lograr los objetivos que se propone la empresa. Es vital, en la era de las Emociones, correrse de los modelos tradicionales que asfixian o generan malestar en inclusive expulsan a la gente. Como decía Donald Walters, un famoso motivador norteamericano: “El liderazgo es una oportunidad para Servir. No un toque de trompeta para llamar la atención sobre la propia importancia”.
  • La Trampa de hacerse la “Víctima” , que se traduce como “Esto que pasó No es mi culpa”. Alguna vez les sucedió o fueron testigos de este tipo de mensaje o actitud ? Sí, se sigue observando este comportamiento en toda gestión de Management actual. La realidad, una vez más, es que no se puede ser un Neuro-Líder efectivo si culpamos a factores externos o a personas por cada error o decisión equivocada que se haya tomado. Las excusas son fáciles, designadas a cerrar los caminos de co-creación de comunicación valorativa y lo que es peor, son adictivas. Generan una cascada de otras excusas que terminan deteriorando sensiblemente la relación entre el neuro-líder y su gente.Para evitar las excusas de este tipo, sean absolutamente claros acerca de estas metas a las que quieren llevar a su empresa y comuniquen a sus equipos sin esconder información y sin pararse en el lugar de quien todo lo cree saber. Hagan partícipes a su personal. Sigan un criterio lo más simple y claro posible. Por ejemplo, planifiquen metas que además de brindarles dinero, les permita a Uds y a su gente crecer profesionalmente, ó en sus tareas, o en el grado de co-creación grupal, y que impliquen también divertirse mientras se realizan. Porque de otra forma, cuál es el objetivo real de convertirse en un verdadero Líder inspirador, no les parece?
  • La Trampa de “O llego a mi meta o inspiro a mi gente” El líder cree tener solo 2 opciones: o pone las cartas sobre la mesa y juega la partida para motivar e inspirar a sus equipos, o realiza el juego de ganar en su gestión y cumplir sus metas, “a cómo dé lugar” –  No es posible que consiga ambas cosas.  Pero la verdad es que no debe ser una elección, sino una cuestión de ensamble de acciones.Porque pensar que para que ganes como Neuro-Líder tenés que sacrificar tus creencias de alto valor o engañar a tu gente no tiene ningún sentido y en realidad todo sale a la luz tarde o temprano. Tal vez no puedas controlar, y de hecho es muy sano que así sea, el resultado del juego, pero sí podemos controlar el cómo jugamos este juego. Porque se trata de la dinámica instalada en las interacciones, en reconocerla y cambiarla, si es preciso, para bien de todos.
  • Les cuento entonces algunos tips extra para evitar caer en estas trampas que mencioné:
  • Confién en Uds como Neuro.líderes emocionales, capaces de salirse de sí mismos para crear atmósferas mucho más valiosas y productivas con su gente. Si no saben por donde empezar a generar el Nosotros que los ayudará a lograr todas sus metas mientras se divierten en el proceso, los ayudo con gusto a iniciar estos cambios positivos de cultura organizacional unificada.
  • Escuchen a su gente. Atentamente, Sin juzgar. Valoren y asientan – aunque no estén del todo de acuerdo con las ideas – cada vez que un miembro de su equipo tira una. Digan: Qué bueno eso que comentás…O, me gusta tu punto de vista….etc. Las personas precisan ser reconocidas y les encanta aportar valor cuando son genuinamente escuchadas.
  • Practiquen, practiquen y sigan practicando comunicación valorativa. El cerebro, como ya sabemos, tiene la fantástica capacidad de crear nuevos canales neuronales o redes hebbianas por su gran poder de adaptabilidad llamado neuro-plasticidad. Entonces, así como un atleta debe practicar su especialidad para mejorar día a día, porqué no habría de hacerlo un buen Líder? Si queremos elevar el carisma y convertirnos en Neuro líderes naturales e inspiradores, la práctica en nuevos desafíos de auto-conocimiento y puesta en práctica de un tipo más sano y fresco de comunicación se hace no solo necesario, sino imperativo en los tiempos que corren.
  • Si implementan estos simples consejos y son conscientes de quienes son y del importante papel que desempeñan para su gente, habrán dado un importante primer paso para convertirse en Neuro-Líderes Emocionales, dejarán atrás la resistencia y el miedo, y estarán preparados para asumir la responsabilidad de su gestión y co-crear escenarios de crecimiento y alegría con su personal.
  • Si desean información sobre cómo mejorar su Cultura organizacional y evitar conflictos generados por los patrones nocivos de comunicación enquistados en la relación con sus equipos, pueden escribirme a contacto@monicaarias.com. Será un privilegio ayudarlos.
  • Muchas gracias ! Mónica Arias
  • www.monicaarias.com.ar – contacto@monicarias.com.ar
  • “Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya, sos …Vos!”

Audio sobre el mismo tema, Julio 19, 2016.