Tu equipo no “te responde” ? Un poco de feedback te puede ayudar…

Te sentís identificado/a con alguno de estos escenarios?

  • A veces sentís que tu equipo está en “otra frecuencia” durante largos períodos de tiempo…
  • Te cuesta que tus mensajes sean “interpretados” tal como vos lo deseás…
  • Observás que al armar una reunión los participantes no “entienden” tus mensajes…
  • Se generan conflictos de diversa índole que resienten el ambiente laboral y no sabés cómo evitarlos…
  • Te responden con evasivas y frases hechas como: “no le escuché lo que dijo”, “no fue eso lo que yo interpreté”, etc.
  • Creés que esas frases son excusas para “desviar” responsabilidades…

La comunicación deficiente es un problema de los Líderes que continúa creciendo en forma alarmante y se está convirtiendo en un verdadero desafío de superación personal.

Irónicamente, la tecnología hoy provee alternativas de “conexión” que invitan a estar atentos  a mensajes que provienen de varias plataformas, no obstante, quienes lideran personal no logran la verdadera comunicación: esa conexión clara y efectiva con su gente.

Te ha pasado últimamente que se generan roces innecesarios “de repente”, atrasos en las tareas, confusión, irritabilidad, sobrecarga de stress, que el ambiente de trabajo se enrarece y el personal no cumple? Este cocktail da paso a angustias y sinsabores en muchos casos evitables.

Hay múltiples formas de generar un ida y vuelta más sano, es decir, un estilo de comunicación claro, auténtico y efectivo. Una de ellas es que como Líder aceptes recibir feedback.

En comunicación, se conoce como feedback a la respuesta u opinión que nos da un interlocutor como retorno sobre un asunto o acción determinados.

En el ambiente organizacional, feedback es en general la evaluación de desempeño de una persona o grupo de personas sobre el trabajo realizado durante el año con el fin de brindar reconocimiento y orientar mejoras si fuese necesario. La palabra feedback proviene del verbo inglés to feed, que significa ‘alimentar’, y la palabra back, que traduce  ‘atrás’ o ‘retorno’. Feedback es entonces ‘realimentación’ o ‘retroalimentación’.

Las ventajas de obtener feedback son varias, siendo las siguientes las tres más importantes para un Líder:

  1. Cerciorarse de que el mensaje se entendió efectivamente tal y como fue nuestra intención al emitirlo.
  2. Variar, re-configurar, revisar o adaptar el mensaje enviado según la respuesta que se haya obtenido del receptor (los miembros del equipo)
  3. Corregir los estilos de comunicación utilizados – muchas veces inconscientes – verbales y no verbales, para lograr “cerrar la brecha” entre lo que se quiso comunicar y lo que realmente se entendió.

El feedback se facilita si sos capaz de descubrir, en tu interacción con la gente, cómo utilizás tu cuerpo y tu lenguaje al comunicar tus mensajes.

Para ello será vital que te auto-observes en:

Estar atento a tu postura física: cómo movés tus manos, qué actitud corporal elegís, si levantás tu cabeza y tu torso en señal de superioridad, si cruzás o no tus brazos y piernas, si tu mirada es penetrante o cálida, etc.

Escuchar tu propio timbre y tono de voz: si es alto, bajo, agudo, grave, si tu respiración es rápida, si tu discurso es más bien un monólogo, si hablás muy rápido o muy lento, etc.

Afinar tu percepción: Cómo son las Cosmovisiones o mundos sensoriales de tus interlocutores de acuerdo a la forma en que cada quien comprende mejor los mensajes? Sabés diferenciar las maneras de dirigirte a cada uno? Hay algún miembro de tu equipo extremadamente sensible a quien deberías dirigirte cuidando más tu postura, tono, timbre de voz y mirada?

Identificar tus Meta-mensajes (los mensajes que enviás detrás de cada mensaje): Las siguientes son preguntas poderosas que te ayudarán:

Es tu estilo de comunicación inspirador y orientado hacia los logros? O refuerza lo que “todavía no se logró” en cada instancia de interacción?

Contienen tus mensajes una dosis importante de empatía, para apreciar el mundo de los demás, mientras comunicás?

Tu orientación incluye dar lugar a la exploración de nuevas posibilidades u opciones, o se ajustan estrictamente a “procedimientos”?

Es tu estilo de comunicación estimulante o altamente demandante?

Sos bueno/a para escuchar activamente?

Según un estudio de Psicología realizado en USA, sobre la importancia de los mensajes verbales y no verbales a la hora de comunicar, se determinó que el 38 % de la comunicación se hace efectiva por voz, el 55 % a través del lenguaje corporal y solamente un mero 7 % vía las palabras que utilizamos o escribimos. Si a esto le sumamos que somos seres 80 % emocionales y solo 20 % racionales, tenemos un mix interesante para desenmarañar el nudo.

Algunas preguntas poderosas que surgen de lo anterior son:

Cómo estás capitalizando tu voz y lenguaje corporal para mejorar tu estilo de comunicación?

Estás haciendo algo al respecto?

Te preguntaste si cambiar tu postura corporal podría mejorar la respuesta – o estilo de comunicación – por parte de tu gente hacia vos, en sus tareas, comportamiento, etc?

Sabés conectar emocionalmente con la gente en general, y con tus equipos en particular?

Si no es así, qué esperás para pedir ayuda y aprender a hacerlo?

Podés identificar el efecto en los otros de tu tono de voz, ritmo, volumen, discurso o “no tenés tiempo para eso”?

Qué conclusiones o juicios te encontrás haciendo con mayor frecuencia cuando hablás con la gente mientras cruzás los brazos o las piernas?

Recordá: Todo líder natural es siempre líder de Sí Mismo en primera instancia. Además es posible disfrutar de tu liderazgo en vez de padecerlo, y puedo ayudarte a lograrlo.

Entre otras ventajas competitivas, podés beneficiarte de aprender técnicas de creación de feedback basadas en Neuro-liderazgo emocional que te ayudarán a inspirar naturalmente a tu gente y por ende a crear tu mejor gestión de Liderazgo .

Te invito a conocer cómo beneficiarte de poner en práctica herramientas del Neuro-Liderazgo emocional de éxito solicitando una charla exploratoria a: contacto@monicaarias.com.ar.

Gracias por formar parte de mi grupo de lectores. No olvides dejarme tu comentario si lo que compartí en este artículo te agradó y te sirvió. Es un privilegio para mí ayudarte a que te conviertas en el/la Líder natural que tu equipo elige respetar y seguir, día a día.

Mónica Arias.

“Descubrí tu alegría interior y brillá con Excelencia, porque la Joya…sos Vos!”

contacto@monicaarias.com.ar  – Skype monica-m-arias